Mundo

¿Quién es Alex Cifuentes y su escándalo en el juicio del Chapo?

El colombiano Alex Cifuentes causa polémica al declarar que Enrique Peña Nieto recibió 100 millones de dólares del Chapo

Por  El Debate

Alex Cifuentes detalla la vida organizada del Chapo en las montañas de la sierra de Sinaloa. Foto: EFE

Alex Cifuentes detalla la vida organizada del Chapo en las montañas de la sierra de Sinaloa. Foto: EFE

El colombiano Alex Cifuentes, uno de los principales testigos en el juicio del Chapo, declaró ayer que el capo mexicano sobornó con 10 millones de dólares al expresidente de México, Enrique Peña Nieto.

¿Quién es Alex Cifuentes? Su historia comienza así:

Cifuentes se encontraba en su apartamento en Los Cabos, México cuando miró varios helicópteros sobrevolando en busca del Chapo.

Joaquín Guzmán había llegado hasta allá para reunirse con él y luego regresó a Culiacán, pero su visita movilizó a cientos de policías y militares por todos lados.

Miembros del Ejército Mexicano. Foto: El Debate

En aquel año, el 2012, el Chapo ya era el narcotraficante más buscado del mundo.

"Me llegaron los zancudos (helicópteros). Lo más posible es que en la mañana pueda pasar algo. Hablo para despedirme", dijo Cifuentes a su madre, quien lo escuchaba paciente y trataba de aconsejarlo.

Cuando la jurado le preguntó en la corte de Brooklyn quienes eran los que hablaban, Alex Cifuentes le contestó llorando: “Mi mamá y yo”.

De Colombia hasta Sinaloa

El colombiano, de 50 años, comenzó contrabandeando cigarros desde niño y luego lo hizo con cocaína.

Alex Cifuentes declara en contra de Guzmán Loera en la corte de Brooklyn. Foto: EFE

De acuerdo con sus palabras en la corte, él y sus hermanos, le llamaban a su madre para pedirle consejos sobre asuntos del narcotráfico.

Años más tarde vivió tres años en la sierra de Sinaloa junto al Chapo, su principal socio.

Alex, compraba, transportaba y distribuía las drogas del Cártel de Sinaloa hacia Estados Unidos.

Se convirtió en el 'secre' del Chapo

También consiguia armas, cultivaba plantíos de coca, construía pistas clandestinas y hasta admitió ser traductor del Chapo cuando hablaba con narcos canadienses.

"Me describía como su secre (secretario), su brazo derecho y su brazo izquierdo", dijo orgulloso el jueves pasado, en su primer día testificando en el tribunal.

Una foto del Chapo junto a hombres armados, añis atrás. 

Ambos se sonrieron como los buenos amigos que eran antes. Ya no llevaban armas ni ropa de camuflaje militar. Ahora se veían a la cara siendo presos de la justicia, con uniforme azul de preso.

Nadie se imaginó que Alex Cifuentes lanzaría una 'bomba' al confesar a la defensa que el Chapo supuestamente entregó millones de dólares a expresidentes mexicanos.

Según él, el Chapo le confesó un día que había sobornado con 100 millones de dólares a Enrique Peña Nieto. El expresidente no ha comentado nada al respecto pero políticos cercanos dicen que esto es falso.

Suúestamente Enrique Peña Nieto recibió 100 millones de dólares por parte del Chapo. Foto: AP

Cuando salía de la escuela empacaba droga

Antes de que fuera secretario del Chapo, Cifuentes ayudaba a su familia con el contrabando de artículos ilícitos.

Su padre dirigía esa operación, aunque dice que jamás lo obligó. "Yo voluntariamente le ayudaba", aseguró.

Cuando tenía 10 u 11 años "me tocaba el área de secar y empacar por kilo (la cocaína)", reveló.

A Guzmán lo conoció por primera vez en 2002, luego de que su hermano Jorge, quien ya estuvo en el estrado de la corte de Brooklyn, le pidió que le representara haciendo un trato con el sinaloense.

Un dibujo de Emma Coronel mientras Alex Cifuentes. Foto: EFE

"Era para hacer una sociedad de montar 5,000 kilogramos de cocaína en un barco atunero", recordó sobre dicho encuentro que ocurrió en un criadero de avestruces ubicado en las afueras de Culiacán.

Ante el jurado hizo un repaso el lunes de sus escondites en la sierra, describió un túnel construido en una casa en Culiacán, dio detalles de lo que hacían los pistoleros que lo cuidaban, nombró a la mayoría de las siete mujeres que aseaban las viviendas del cartel y hasta mencionó a qué hora se despertaba el capo.

"Todos cargábamos rifles de asalto –AK47, AR-15–, bazucas, granadas y Barret 50", afirmó.