"No quiero que te vayas, mi papito", hija de policía asesinado

En una sencilla ceremonia, familia, amigos, compañeros y funcionarios municipales rindieron un homenaje de cuerpo presente al elemento Alfonso Beltrán Jiménez y le dieron el último adiós

Por  Rafael González

Los familiares y amigos dieron el último adiós a Alfonso Beltrán Jiménez, quien fuera jefe de armas en la corporación. Foto: EL DEBATE

Los familiares y amigos dieron el último adiós a Alfonso Beltrán Jiménez, quien fuera jefe de armas en la corporación. Foto: EL DEBATE

Culiacán, Sinaloa.- “¡Ay papito, ay papito, no te vayas, no te vayas! ¡Te amo!..”, se escuchaba con un mar de dolor y llanto el lamento de una de las hijas del policía de Elota Alfonso Beltrán Jiménez, quien fue hallado muerto junto a su jefe, el director Ignacio Juárez Rojas.

Era el panteón municipal de la cabecera. Ahí se dieron cita familia, amigos y compañeros de quien fuera el encargado de las armas en la corporación municipal de Elota.

El teniente coronel retirado Ignacio Juárez Rojas no estaba en la escena. Foto: EL DEBATE

La joven entonces se aferraba al ataúd color café de madera, y se resistía que fuera depositado en la gaveta donde se dirigía su padre, quien en vida le decía “mi reina”.

“No quiero que te vayas, mi papito”, gritaba fuerte, a la par de que su madre le contestaba ahogada en llanto: “¡No te va a dejar!”, palabras que eran insuficientes para mitigar el dolor.

Realizan homenaje a los policías caídos en la Cruz de Elota. Foto: EL DEBATE

Era la última despedida. La última morada. El último adiós al policía que había entregado 22 años de su vida a la corporación y que este viernes ue hallado muerto. “No me dejes, papi”, eran los sollozos que rompían el ambiente, y a la vez la incertidumbre que policías y ciudadanos tenían.

El teniente coronel retirado Ignacio Juárez Rojas no estaba en la escena. La decisión final de la familia de quien había sido el titular de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito Municipal en Elota fue el llevarlo a la Ciudad de México este fin de semana.

Por última vez

Minutos antes y teniendo como escenario las instalaciones donde ambos laboraron hasta hace 10 días atrás, docenas de persona se dieron cita.
Ahí, el subdirector Isabel Osuna hizo el último pase de lista de las dos víctimas del crimen. Un cuerpo de policías formados dieron el pase de lista y dispararon el tiro de salva, el símbolo de honor.

Explanada del lugar donde se presentaban a trabajar diariamente. Foto: EL DEBATE

En un breve discurso, el alcalde Ángel Geovany Escobar Manjarrez afirmó que el municipio está “dolido por los hechos sucedidos”, aunque confió que la Fiscalía los esclarecerá.

“Fue irreparable la pérdida de dos grandes elementos, más cuando se trata de buenos amigos y compañeros, conocidos de toda la vida. Nos encontramos dolidos por los hechos suscitados”, lamentó el primer munícipe. Enfatizó sentirse orgulloso del trabajo que ambos funcionarios desempeñaron al interior de la corporación municipal.

Los dejan solos

Las sencillas ceremonias se realizaron en ausencia de autoridades  de la Secretaría de Seguridad Pública del estado, toda vez que sólo estuvieron el alcalde, el secretario del Ayuntamiento, los regidores y los cuerpos de seguridad local.