El cuerpo encontrado en de baño de cine tenía 28 semanas de gestación

 El producto era de sexo femenino y la Fiscalía General del Estado ya inició una carpeta de investigación

Por  Angelina Corral

El cuerpo encontrado en de baño de cine tenía 28 semanas de gestación(Foto: El Debate)

El cuerpo encontrado en de baño de cine tenía 28 semanas de gestación | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- Tenía 28 semanas de gestación el producto de sexo femenino que fue encontrado sin vida, el pasado jueves, en uno de los cestos de basura del baño de un cine ubicado en conocida plaza comercial de esta ciudad capital.

La causa de muerte del producto fue interrupción de la circulación materno fetal (aborto). 

En este caso, la Fiscalía General del Estado ya inició una carpeta de investigación contra quien resulte responsable por omisión de cuidados. 

Los productos de siete meses de gestación, con la atención adecuada y con la tecnología que existe en la actualidad en los hospitales tienen muchas probabilidades de sobrevivir, explicó Filiberto Daniel Sánchez Bernal, jefe del Departamento de la Infancia y Adolescencia de la Secretaría de Salud. 

Complicaciones 

A esta edad ya no son considerados fetos y son productos prematuros extremos, porque son de menos de 34 semanas, al nacer tienen muchos riesgos como inmadurez pulmonar, entre otras complicaciones, y terminan hospitalizados, pero no necesariamente muertos.

En la actualidad llegan a las unidades de cuidados intensivos de los hospitales productos de 23 a 24 semanas, pesando un poco más de 500 gramos y tienen posibilidades de sobrevivencia. 

El médico explicó que la mujer que sufrió este aborto requiere atención médica porque no se deben quedar restos de la placenta en su cuerpo,  porque se infecta y corre el riesgo de desarrollar una sepsis y eso le podría ocasionar la muerte.

De que se tiene que atender se tiene que atender porque no se sale toda la placenta junto con el cordón umbilical”, detalló el médico.   

Perfil

De acuerdo con Édgar Israel Martínez Díaz, sicólogo forense y criminólogo, la mujer involucrada en este caso está muy familiarizada con el lugar, trabaja o vive muy cerca porque es poco probable que una persona ajena se trasladara mucho tiempo para dejar el producto en un lugar tan concurrido.

Si no se hubiera provocado el aborto de forma intencional lo más seguro es que no lo hubiera abandonado, porque una madre que espera a su hijo con ilusión no lo deja en un cesto de basura. En este caso se puede apreciar que no había un vínculo afectivo con el producto. 

En caso de que se trate de una jovencita fue más fuerte el miedo que sentía por el castigo que podría recibir de sus padres, que  el comunicarles lo que estaba viviendo y buscar una solución”, detalló. 

Partiendo del tema de que se trata de una mujer muy  joven que es lo más probable, Martínez Díaz llamó a los padres a dejar de construir ideales de hijas basados en una moral social.

Indicó que regularmente los padres responden a la moral y no a la necesidad afectiva y al salir una joven embarazada a una edad temprana y al no existir una comunicación basada en la confianza ocurren este tipo de casos. 

Cuando los padres y sus hijas tienen una buena comunicación, ellas pueden tener sexo y no pasa nada porque tienen la información necesaria, son mujeres que se cuidan más, son más seguras y toman mejores decisiones. 

En este caso, la mujer  que sufrió este aborto en los baños del cine, necesita ayuda médica, sicológica y afectiva, porque vivir este proceso es difícil. 

¿Cómo sucedió el caso?

Fue la noche del pasado jueves cuando un empleado del cine de conocida plaza comercial descubrió en un cesto de basura de los baños, el cuerpecito de un pequeño bebé. El producto medía aproximadamente 40 centímetros, relataron los investigadores que acudieron.