No Usar

Elizabeth Ávila critica estrategias a los programas sociales y de género

La catedrática de la UAS se mostró preocupada, pues indicó que ella como anterior usuaria de estas guarderías no tiene una postura del todo positiva

Por  Fabiola Cerros

Durante la conferencia impartida por Elizabeth Ávila, «La construcción social y legal del segundo sexo: mujer», se tocó el tema de la equidad y las pugnas que el género femenino emprendió históricamente.(EL DEBATE)

Durante la conferencia impartida por Elizabeth Ávila, «La construcción social y legal del segundo sexo: mujer», se tocó el tema de la equidad y las pugnas que el género femenino emprendió históricamente. | EL DEBATE

Culiacán, Sinaloa.- Una política estatal de guarderías es la solución ante el presente problema que presentan los recursos a estancias infantiles a nivel nacional, señaló la maestra Elizabeth Ávila Carrancio, catedrática de la Universidad Autónoma de Sinaloa, en entrevista para EL DEBATE.

Sobre este tema, Ávila se mostró preocupada, pues indicó que ella como anterior usuaria de estas guarderías no tiene una postura del todo positiva: “Nunca me gustó el servicio”, aseveró.

Inconformidad

Argumentó que al ser una aportación en cierta parte del estado, pero que involucra también un pago privado, no se estaba cumpliendo como una razón social. La maestra Elizabeth Ávila cuestionó las aportaciones que se han pedido a madres y padres de familia para otorgar el servicio: ¿Por qué tengo que ir a una estancia donde yo voy a pagar con mi dinero si por derecho laboral yo debería tener guarderías?, recalcó.

Además, acusó que hubo un desmantelamiento de un derecho que se estaba exaltando conforme a sus resultados, pues planteó que no necesariamente contaban con los principios de seguridad y de protección civil.

Estrategias

Observó que, para la actuación estratégica en este tenor, lo correcto hubiese sido de forma gradual y no tan abrupta, para así ir retirando las estancias e implementar guarderías gratuitas, que son obligación del estado, afirmó.

En sentido de la incertidumbre que sufren los albergues de atención a mujeres víctimas de violencia, Ávila Carrancio explicó que hubo un error en relacionar la violencia de género con cualquier tipo de violencia, pues la manera que se planteó para actuar y atender ante el problema que representa la violencia de género es una política con estrategia errónea: «Las pusieron como rasgos característicos de protección civil», dijo, refiriéndose a las medidas implementadas. «A veces la voluntad política no permite que lleguen personas con una mejor conciencia de género a hablar o cualquier persona se cree experto en temas que no le competen», comentó.

Inconformidad

En contexto de la situación vivida en el estado de Nuevo León con la reforma antiaborto aprobada por el Congreso local, dejó clara su postura en contra de estos cambios legislativos.

Dicha modificación legal se dio pese a que la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) llamó el martes al Congreso a no hacerlo por vulnerar derechos, jurisprudencias y acuerdos internacionales, publicó este medio el 7 de marzo.

La maestra se pronunció a favor de los derechos y reconoció al aborto como una posibilidad legal. Detalló que la irrupción legal del embarazo en la actualidad es un tema que se centra en que las mujeres que actualmente están abortando no mueran por intentarlo.

Calificó de absurdo el argumento de las posturas pro vida al considerar que por las recientes legislaciones las mujeres no van a dejar de abortar, haciendo énfasis en que el proceso se realice en un margen no más tardío, como lo son las doce semanas sugeridas por estatutos médicos.

Perfil

Nombre: Elizabeth Ávila Carrancio 
Lugar: Los Mochis, Sinaloa
Trayectoria: licenciada y maestra en Derecho; maestra en Educación por la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Sinaloa y el Instituto Nacional de Estudios Superiores en Derecho Penal AC; especialista en Derecho de Acceso a la Información Pública por el Colegio de Sinaloa UNAM-UAS. Docente e investigadora de la UAS y de la UAdeO, entre otras. Directora general del Instituto Sinaloense de las Mujeres y jefa de oficina encargada de la Unidad de Enlace de la Coordinación General a la Información Pública.