Culiacán

Exigen ‘no al moche’ del 30 % al finiquito por retiro

Jubilados del Ayuntamiento asisten a misa en Catedral para pedir que Dios ilumine al alcalde Jesús Estrada Ferreiro y les pague completo

Por  Angelina Corral

Los jubilados inconformes, al protestar frente a Palacio Municipal de Culiacán.(Foto: El Debate)

Los jubilados inconformes, al protestar frente a Palacio Municipal de Culiacán. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- Jubilados del Ayuntamiento de Culiacán protestaron ayer para rechazar la orden que dio el alcalde Jesús Estrada Ferreiro de quitarles el 30 por ciento de la prima de antigüedad y de jubilación. 

La primera acción que hicieron fue asistir a misa en la catedral de Culiacán a las 10:00 horas para pedir que Dios ilumine al alcalde para que tome una decisión justa y conforme a la ley, ya que indicaron que tienen derecho a que se les pague al 100 por ciento el finiquito, ya que para eso trabajaron muchos años. 

Algunos inconformes dijeron que varios de sus compañeros tienen hasta cuatro años esperando que se les pague esta prestación; mientras que a algunos les deben 300 mil pesos, por lo que no es justo que el Ayuntamiento les quite 90 mil pesos

José Alfredo Angulo Cárdenas indicó que son alrededor de 300 personas las afectadas, pero no se manifiestan por temor.

Esperanza

Angulo Cárdenas, quien encabezó este movimiento, dijo confiar en que el alcalde va a reflexionar y que no les realizará este descuento. 

Tras la ceremonia religiosa, los inconformes marcharon a Palacio Municipal, en donde por varios minutos tomaron uno de los carriles de la avenida Álvaro Obregón y gritaron la consigna “no al moche”. Ahí señalaron que el líder sindical quiere llegar a acuerdos con el alcalde, lo que los perjudica. 

En el Ayuntamiento los inconformes entregaron un volante en donde invitaron a los sindicalizados en activo a unirse a su lucha: “Si no te defiendes hoy, también sufrirás en el futuro lo que pretenden hacernos las autoridades municipales y el sindicato al negarse a entregarnos la prima de antigüedad y la de jubilación”, se señalaba en uno de los párrafos. 

También acusaron al Gobierno municipal y al dirigente del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento, David Alarid, de confabularse para quedarse con su dinero. 

Todo este problema inició luego de que el alcalde aceptara que por falta de recursos se le está pidiendo a policías y trabajadores descontarles un 30 por ciento del finiquito, lo que está ocasionando mucha inconformidad.