No Usar

Trabajadores del Issste llevan más de 10 años sin base y prestaciones

Afirman que tienen más de 10 años laborando con pésimas condiciones, sin que respeten sus derechos. Además, son amenazados por sus superiores, que dan las plazas a sus familiares y amigos

Por  Estefanía López Corral

Empleados del Issste, durante una rueda de prensa, al exponer su situación laboral.(Foto: El Debate)

Empleados del Issste, durante una rueda de prensa, al exponer su situación laboral. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- Empleados del Issste, entre médicos, enfermeros, camilleros, administrativos, entre otros, expresaron que desde hace más de diez años se encuentran trabajando en precarias condiciones, sin base ni prestaciones de ley. 

Son amenazados

En rueda de prensa, Jesús Alberto Romero, camillero del hospital, detalló que son constantemente amenazados, mientras sufren abusos por parte de las autoridades, obligándolos a trabajar por más de quince horas continuas y aplazando el pago de sus quincenas hasta tres meses, incluso han llegado a reducir su salario. 

Son alrededor de 200 trabajadores los que se encuentran en la misma situación, quienes no han podido obtener una base debido al nepotismo que impera en el Issste, pues los directivos se han encargado de otorgar plazas a sus familiares y amigos. 

“Desde hace cincuenta años la falta de pago hacia suplentes ha sido un problema. Hay personal que no somos basificados y siempre que llega una conocida de alguna autoridad, les dan esas bases y en menos de un mes, y nosotros que tenemos años trabajando no nos quieren apoyar”, dijo.

Con el presidente

En compañía de dos compañeros enfermeros, Jesús Alberto mencionó que se hicieron presentes durante la visita del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en el Aeropuerto Internacional de Culiacán, para hacerle entrega de un oficio petitorio y detallarle la grave situación de Issste. 

Por su parte, Juan Carlos Santiago, quien tiene más de doce años laborando, expresó que de manera constante ha tenido que trabajar hasta tres jornadas seguidas debido a la falta de personal, lo que consideró como un abuso y explotación a su persona como empleado. 

Afirmó que el hospital presenta un gran déficit de trabajadores en todas las áreas; sin embargo, no contratan personal para subsanar. 

“Yo he trabajo más de doce horas, y lo he hecho solo. No nos dejan salir a comer, a cenar. Ahorita también hay dos médicos suplentes que entraron en diciembre, y hasta la fecha es hora que nos les pagan”, dijo.