No Usar

Remodelación del mercado Izábal está detenida y genera zozobra

Comerciantes esperaban que la anhelada obra fuera terminada en este mes de diciembre

Por  Manuel Campaña Padilla

Remodelación del mercado Izábal está detenida y genera zozobra. Foto: El Debate

Remodelación del mercado Izábal está detenida y genera zozobra. Foto: El Debate

Culiacán.- Luego de ocho meses de haber iniciado la tan esperada obra de remodelación del mercado Juan Izábal, sus fachadas y accesos ubicadas por las calles Francisco Villa y Domingo Rubí permanecen bloqueadas con madera.

“Pese a que en la rehabilitación del inmueble laboraban diferentes cuadrillas con el uso de maquinaria pesada para retirar el escombro del interior, la obra se encuentra parada”, informó el representante de los locatarios, Rosario Loza Noriega.

En la parte exterior del inmueble continúan en servicio seis locales, entre estos: un negocio de reparación de celulares, cámaras fotográficas, puesto de revistas y una fonda, quienes se han resistido a abandonar su centro de trabajo. 

Fuente: Secretaría de Economía

Alrededor de 16 comerciantes han sido contemplados para ocupar un espacio, una vez de que terminen los trabajos de remodelación del emblemático mercado que fuera considerado un importante centro de desarrollo y consumo de productos del campo y del mar, señaló el comerciante.

“Queremos que el gobernador Quirino Ordaz Coppel y la nueva administración del Ayuntamiento nos apoyen con la obra”, detalló.

Proyecto
A través de la modificación en tomas de agua, suministro eléctrico, drenaje y demolición de todas las paredes, pisos, el comerciante espera borrar la imagen de un mercado sucio y abandonado para que la gente de nuevo acuda a realizar sus compras. 

Con reuniones sostenidas entre las nueva administración del Ayuntamiento, Loza Noriega señaló que están a la espera de la reactivación de la obra. 

En este sentido, dijo que en un principio la mayoría de locatarios se opusieron al financiamiento que había sido destinado para cada uno, por considerarlo exorbitante; por ello, exhortó a las autoridades a brindar créditos accesibles. 

A pesar de que la obra estaba planeada para concluirse a fin de año, por las condiciones en que permanece locatarios señalaron que no será posible, por lo que sus esperanzas están centradas en la aprobación del recurso para que el inmueble sea utilizado el próximo año 2019. Sin clientes que atender y una venta escasa, los comerciantes presentes en el mercado Juan Izábal demandaron que la obra no se quede como un elefante blanco más, de esos que abundan por toda la ciudad.