No Usar

Fiesta en honor de Bardomiano López

Emotivo acto inaugural ayer en Tamazula II, en la Liga de Beisbol Ejidal Bardo Vinicio Camacho.

Por  Octavio Inzunza

Sus mejores galas lució ayer en la mañana el estadio de Villa Benito Juárez para dar paso al acto inaugural pendiente(Matías Rodríguez EL DEBATE)

Sus mejores galas lució ayer en la mañana el estadio de Villa Benito Juárez para dar paso al acto inaugural pendiente | Matías Rodríguez EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- La Liga de Beisbol Ejidal Bardo Vinicio Camacho hace una pausa previo al desarrollo de la segunda jornada y celebra su acto inaugural pendiente de la edición que lleva el nombre de Bardomiano López Quiñónez.

Roberto Valenzuela inauguró la temporada / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

La ceremonia tuvo lugar ayer en la mañana en el estadio del poblado Villa Benito Juárez, la casa de los Cerveceros de Tamazula II.

Sin duda que en el momento más emotivo de la fiesta autoridades municipales y directiva de la liga le hicieron entrega de merecido reconocimiento al homenajeado, quien se hizo acompañar de su familia. Los honores a la bandera fueron dirigidos por la banda de guerra y escolta del Cobaes 48, de Tamazula II.

El homenajeado recibe su reconocimiento / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

La lectura a la trayectoria deportiva de Bardomiano López la realizó Juan Carlos Camacho, y el mensaje principal y declaratoria inaugural corrió a cargo de Roberto Valenzuela Leal, el secretario del Ayuntamiento, al momento de felicitar al homenajeado y reconocer el esfuerzo que realizan los equipos para mantener su participación en este circuito.

Por su parte, el diputado local, José Manuel “Chenel” Valenzuela, dirigió la toma de protesta. En esta temporada van por el título las escuadras del Ejido Emiliano Zapata, Cachorros de Lagunitas, El Serrano, Cruz Blanca, Cerveceros de Tamazula II y el invitado Auténticos Guamúchil. Ayer el primer lanzamiento al plato lo efectuó Bardomiano López Quiñónez.

Bardomiano López lanza la primera bola a home / Fotografía: Matías Rodríguez