Sinaloa

Sin regular a agrícolas sobre descargas residuales

El Congreso del Estado trabaja en formar un marco normativo con el tema de residuos en los mares

Por: Lorena Caro

Imagen ilustrativa(AFP)

Imagen ilustrativa | AFP

Sinaloa.- México cuenta con más de 11 mil kilómetros de litoral, y Sinaloa es uno de los 17 estados que lo conforman. Las playas de Navolato, Mazatlán, Guasave, Los Mochis, Culiacán y Escuinapa se encuentran entre las más limpias del país, esto con base en el estudio de contaminación por bacterias fecales de humanos y animales realizado entre el 26 de febrero y el 7 de marzo del 2018 por las secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), de Salud y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). Sin embargo, dentro del contexto estatal, la playa de El Tambor, en Navolato, es la más contaminada; seguida de Playa Norte, en Mazatlán; y El Maviri, de Los Mochis. Activistas, investigadores y ambientalistas coincidieron en que el problema va más allá de los desechos domésticos e implica mayor gravedad el caso de las descargas a ríos y mares de residuos agrícolas, acuícolas e industriales. 

Imagen especial/EL DEBATE

La aparición de la bacteria Enterococcus faecalis puede originarse cuando las descargas de drenajes del alcantarillado llegan de las zonas pobladas directamente al mar. El estudio de las dependencias de gobierno se mide según la concentración de la bacteria, y los límites se establecen en unidades de microorganismos por cada 100 mililitros. De 0 a 200 unidades es clasificación de playa apta, y mayor a 200 se vuelve clasificación no apta. 

De acuerdo con lo publicado por Semarnat, El Tambor registró en sus sitios de muestreo El Tambor I, El Tambor II y El Tambor III, 40, 36 y 32 unidades de microorganismos por cada 100 mililitros en su número más probable, respectivamente. Playa Norte, de Mazatlán, registró 27 unidades de microorganismos por cada 100 mililitros. Mientras que playa de El Maviri, de Los Mochis, registró 17 y 29 unidades con sus muestreos en El Maviri I y El Maviri II, respectivamente.

Mayor impacto

Diana Escobedo, doctora en Ciencias Marinas, señaló que es positiva la cantidad de desechos que se registra en materias fecales debido al trabajo de las aguas residuales; sin embargo, indicó que existen problemas que son riesgosos, como las mareas rojas, que ahora son más comunes y que presentan un peligro para las personas, un tema que «no se ha tocado porque ahí los que son los responsables de eso son los agricultores, y a ellos no los tocan ni con el pétalo de una rosa». 

La también investigadora del Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional (Ciidir), unidad Sinaloa, reprochó que los agricultores no tengan una norma oficial mexicana que cumplir, ya que las descargas agrícolas están tipificadas como contaminación no puntual, «ya que las descargas podrás medirlas, pero no sabes de dónde entra, entiéndase ríos, lagunas, lagos, mar abierto; entonces la agricultura no les obliga, no les mide», agregó. 

Respecto a ello, Tania Margarita Morgan Navarrete, diputada presidenta de la Comisión de Planeación y Desarrollo, señaló que en el Congreso local se ha hablado de formar un marco normativo con el tema de residuos, incluyendo los residuos que tienen que ver con materia agrícola. Detalló que a nivel legal se tiene que presentar el proyecto y aprobarlo, y aseguró que trabajan sobre ello en conjunto con la Secretaría de Desarrollo Sustentable.

Imagen ilustrativa. Foto: AFP

Sin embargo, aseguró que el problema va más allá del tema legislativo, pues el problema está —dijo— en la implementación, al asegurar que en estos momentos Sinaloa no tiene su ley de residuos o que funcione correctamente ni tampoco un manejo adecuado para quienes manejan residuos como el sector agrícola, industrial, como gobierno o los municipios que manejan cualquier cantidad de residuos. La diputada agregó que mucho se debe también a la falta de trabajo de las autoridades, que son las encargadas de analizar y sancionar a quienes no le dan el manejo adecuado en ese sentido.

«El trabajo está en los dos ámbitos, tanto en el Ejecutivo como el Legislativo; empezarlos a trabajar. Creo que las diferentes instancias están con ánimos de participar», sostuvo.

Efecto ríos

A su vez, el coordinador de la Alianza Ambientalista Sinaloense, Joel Gerardo Retamoza López, destacó el problema de la contaminación en los mares desde los once ríos sinaloenses. Estimó que a nivel general solo un aproximado del 17 por ciento de ellos recibe tratamiento de aguas residuales. Coincidió con Diana Escobedo, investigadora de Ciidir, sobre el mayor problema que representan las descargas agrícolas por cuestiones de fertilizantes y plaguicidas, y sumó el caso de los desechos de la acuicultura y residuos industriales.

Además, indicó que el gobierno estatal y federal tienen la batuta de poner en marcha las plantas tratadoras de aguas residuales, también lo que se refiere a las aguas de retorno agrícola; así como un diagnóstico de los ríos y su contaminación. 

Respecto al estudio realizado por Semarnat, la Secretaría de Salud y Cofepris que destaca las heces fecales y no indicadores con otro tipo de contaminantes, dijo que están contemplados porque la mayor parte de los ríos reciben las descargas de aguas residuales domésticas y son descargadas, pero en el caso de Sinaloa —sostuvo— esto no aplica en grado de importancia, ya que los grandes contaminantes son los plaguicidas que se descargan al mar y las granjas acuícolas que a su vez producen las mareas rojas. «El gobierno federal tendría que ampliar los parámetros para que la ciudadanía tenga la certidumbre de que las playas son unas playas limpias», finalizó. 

Imagen ilustrativa. Foto: AFP

El estudio, que puede encontrarse en el enlace https://goo.gl/1xTEbf, estima que playa Las Glorias, en Guasave, playa Las Lupitas, Teacapán y Las Cabras Islas del Bosque en Escuinapa son las zonas más limpias dentro del estado, ya que registraron, de acuerdo con Semarnat, Cofepris y la Secretaria de Salud, entre 10, 11 y 12, unidades de microorganismos por cada 100 mililitros en su número más probable.

  • Juicios. Acciones colativas a favor de los ecosistemas

David Cristóbal Álvarez Bernal, integrante de la asociación civil Acciones Colectivas en Sinaloa, de Mazatlán, señaló que a favor del medio ambiente desde hace cuatro años mantienen una demanda colectiva a la planta de aguas residuales conocida como El Crestón, que está a cargo por la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Mazatlán. Señaló que tiene años funcionando y ha demostrado que arrojaba las aguas crudas o mal tratadas porque excedían los límites de contaminantes que se permiten. Reconoció que desde el proceso judicial Jumapam ha tratado de reducir la contaminación en ella, y hoy solo con una decisión judicial podría dictarse sentencia. «El juez puede ordenar que se deje de contaminar y una sanción económica que tendría que pagar Jumapam», explicó. El caso en cuestión es sobre voluntad política. Acciones Colectivas en Sinaloa también mantiene en marcha una acción colectiva contra la Junta de Agua Potable en El Rosario. «No existen planta tratadora de agua y deberían contar con ella hace años», afirmó.

En esta nota:
  • Ecología
  • Aguas residuales
  • Sinaloa