No Usar

La vida es bonita y hay que saberla vivir: Sebastián Lozoya Villarreal

El originario de la comunidad La Cascada del Potrero, a  sus 104 años de edad, es sabiduría y ejemplo para los jóvenes.

Por  Bardo Villa

El señor Sebastián Lozoya Villarreal / Fotografía: Daniel Ayala EL DEBATE

El señor Sebastián Lozoya Villarreal / Fotografía: Daniel Ayala EL DEBATE

Mocorito, Sinaloa.- Sebastián Lozoya Villarreal supera con mucho la edad promedio de vida que expertos en la materia han señalado en la actualidad, así lo confirman sus 104 años, y lo mejor del caso es que todavía posee una gran fortaleza en su mente y cuerpo, pero donde el tiempo ya le está cobrando factura es en el sentido auditivo, aunque por momentos su pensamiento le juega malas pasadas.

Lozoya Villarreal es originario de La Cascada del Potrero, comunidad enclavada en lo alto de Mocorito, y se ha convertido en ejemplo a seguir para los jóvenes, pues a cada uno de ellos que se le arriman a pedirle algún consejo les dice que la vida es muy bonita, pero hay que saberla vivir. 

“No sé cuál sea el secreto de la vida, pero aquí sigo con muchas ganas de seguir durando. Me han tocado vivir tiempos buenos y otros muy malos, pues nunca fui a la escuela, no sé leer ni escribir, en mi juventud trabajé duro con bueyes, vacas, entre parcelas, hachas, palas y wingos. Nunca estaba dioquis, en todo lo que se podía trabajaba mucho y duro, en minas, norias y tapos. Además iba de cacería, a cortar panales y a capar enjambres, pero me retiré de eso porque me picaban muchas abejas".

Pese a que ya todo está muy caro, actualmente disfruto la vida, mis nietos y bisnietos, que tengo muchos, algunos llegan me saludan y ni los conozco hasta que ya me los presentan. 

Antes la vida era más bonita y se paseaba a gusto uno, ahora andas asustado por todas partes pues hay cosas que no se pueden ver, la sociedad se está perdiendo”, afirma Sebastián Lozoya.