No Usar

A pescadores ribereños les hace falta conscientización

Afirman que antes de que se abra la captura de camarón ya lo andan agarrando en las orillas y está muy chico.

Por  Bardo Villa

Las granjas acuícolas aportan con larvas de camarón a la repoblación de la bahía Santa María(Daniel Ayala EL DEBATE)

Las granjas acuícolas aportan con larvas de camarón a la repoblación de la bahía Santa María | Daniel Ayala EL DEBATE

Angostura, Sinaloa.- Con la finalidad de buscar estrategias y de trabajar de manera coordinada en la repoblación de larvas de camarón en esteros y la bahía Santa María para que los pescadores ribereños de Angostura tengan mejores capturas en la próxima temporada, el Ayuntamiento sostuvo una reunión con acuicultores, y ahí Jesús Ernesto Castro Atondo dio a conocer que a los hombres del mar les hace falta mucha conscientización, ya que ellos han hecho repoblaciones pero la gente no protege estas áreas, al contrario, capturan muy chico el camarón.

El presidente del Comité Estatal de Sanidad Acuícola de Sinaloa (Cesasin) afirma que lamentablemente los pescadores aun estando vedado el crustáceo van por él a las orillas y lo capturan con el agua al pecho o a la cintura y utilizando atarrayas con mallas finas y a pie, por tal motivo las repoblaciones no han dado los resultados esperados en los últimos años.

“Esto de la repoblación de larvas es un bien para los pescadores ribereños y los acuicultores estamos de acuerdo en ello, nada más que sí nos pone a pensar en qué aportan los pescadores.

Autoridades federales, estatales, municipales, acuicultores y pescadores debemos de trabajar como un equipo, pero qué es lo que pasa, estamos viendo que los pescadores solamente dicen dame, dame, dame, y no ponen nada de su parte. Aquí yo les he dicho que ellos deben de cooperar también en los proyectos, no con dinero, pero sí cuidando los lugares donde se siembran las larvas, además que hagan el gran esfuerzo de no pescar con mallas finas ni en las orillas. De nada sirve repoblar la bahía con larvas de camarón, si la gente las va ir a capturar de tres, cuatro o cinco gramos, empujando la panga con el agua al pecho y en las zonas donde están los criaderos.

Todos los años es la misma y los pescadores ribereños no tienen el más mínimo cuidado, no tienen consciencia. En una ocasión yo propuse darle a los pescadores cursos de capacitación del cómo se captura camarón de talla comercial, incluso implementar estrategias de enseñanzas en primarias y secundarias con niños y jóvenes de los campos, que en su mayoría en un futuro no muy lejano van a ser pescadores, ahí debemos de hacer consciencia y no estar haciéndonos falsas ilusiones con esto de la repoblación de larvas de camarón”, resalta Jesús Ernesto Castro Atondo, presidente del Cesasin.