Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Guamuchil

Anécdotas de una esquina que reunió

La llamada “esquina caliente” era el punto de reunión de un grupo de 20 destacados hombres de la época.

Avatar del

Por: Esmeralda Bañuelos

Entre los años 1965 y 2009 esta esquina fue un importante punto de reunión(Matías Rodríguez EL DEBATE)

Entre los años 1965 y 2009 esta esquina fue un importante punto de reunión | Matías Rodríguez EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- Un local de pinturas en la esquina ubicada entre las calles Agustina Ramírez y 22 de Diciembre, en el mero centro de la ciudad de Guamúchil, se convirtió en el punto de reunión de destacados hombres letrados y conocedores del acontecer político y sociocultural de la región del Évora. “La llamada esquina caliente”. 

Transcurrían los años de 1965 cuando el ahora escritor, el caballero Julián Camacho Angulo, se reunía con un grupo de 20 compañeros en el local que se ubicaba contraesquina de su negocio, que fue bautizado como “La esquina caliente”.

“Se le decía así porque ahí nos reuníamos para tratar asuntos del acontecer diario de la vida política, social y cultural de la región del Évora. Algunos hasta nos aventurábamos a meternos hasta los últimos rincones de la patria, aunque no sabíamos mucho de eso, pero nos metíamos. Muchos decían que le tenían miedo a este lugar porque se sentían aludidos muchas veces en las pláticas, por el cierto sarcasmo que se tenía...pero todo mundo era muy amigable. Ahí a veces acudía la ahora escritora María Esther a platicar, pero en general éramos alrededor de 20 hombres los que nos juntábamos”, recuerda don Julián Camacho Angulo.

Cuenta que el propietario de dicho local de pinturas era el cronista de la ciudad, Arturo Avendaño Gutiérrez. 

Las pláticas formaron una entrañable amistad, que se transformó un espacio de producción literaria, porque ahí surgieron la revista Brechas y el periódico El Liberal, donde se fomentaba el desarrollo de la cultura, la literatura y el pensamiento político. 

Algunos de los hombres destacados asiduos conversadores de la esquina fueron el escritor Enrique Peña Gutiérrez, el arquitecto Sánchez Camacho, José Pineda, Héctor Meraz, Alfonso Verdugo  Palazuelos, Arcelio Angulo, Jesús Zamudio Velderráin, Guadalupe Arce Apodaca y Heriberto Giusti, a quienes visitaba  el destacado político Heriberto Galindo Quiñones para informarse del acontecer. El grupo se reunió de manera asidua entre los años 1965 y 2009, fecha en que falleció el cronista Arturo Avendaño, y eso marcó la separación. 

Las anécdotas en la memoria de 90 años del escritor Julián Camacho, “el último de la esquina”, ya ahora todos los compañeros han fallecido, nos remontan a una ciudad repleta de abarrotes, donde la charla era el principal medio de comunicación. La esquina era conocida como un referente en el centro de la ciudad para estar informados de todos los temas habidos y por haber. Ahora, local de una tienda de ropa, la memoria nos hace imaginar ver reunidos a los colegas conversando por la mañana. 

Don José resaltó que su colonia se encuentra a poca distancia de algunas instituciones educativas, de belleza. También indicó que es muy grato contar con el Parque Mirador La Presa Eustaquio Buelna, porque sirve mucho para que adultos mayores y jóvenes acudan al lugar y pasen momentos agradables con su familia.

En esta nota: