No Usar

Así es una de las granjas de abejas más importante de Sinaloa

En un paraje entre los mezquites, a las orillas del ejido, se cuidan a 35 colmenas que producen 100 litros por año.

Por  Esmeralda Bañuelos

1/8
Un ahumador es el método para calmarlas(Daniel Ayala EL DEBATE)

Un ahumador es el método para calmarlas | Daniel Ayala EL DEBATE

El apiario de 35 colmenas se localiza en Tultita(Daniel Ayala EL DEBATE)

El apiario de 35 colmenas se localiza en Tultita | Daniel Ayala EL DEBATE

Una colmena se compone de ocho celdas como la que se aprecia en la imagen(Daniel Ayala EL DEBATE)

Una colmena se compone de ocho celdas como la que se aprecia en la imagen | Daniel Ayala EL DEBATE

La apicultura es fundamental(Daniel Ayala EL DEBATE)

La apicultura es fundamental | Daniel Ayala EL DEBATE

Al año se producen cerca de 100 litros en el apiario(Daniel Ayala EL DEBATE)

Al año se producen cerca de 100 litros en el apiario | Daniel Ayala EL DEBATE

Son 35 colmenas las que atiende el apicultor(Daniel Ayala EL DEBATE)

Son 35 colmenas las que atiende el apicultor | Daniel Ayala EL DEBATE

La finalidad es mantener una alta producción de miel(Daniel Ayala EL DEBATE)

La finalidad es mantener una alta producción de miel | Daniel Ayala EL DEBATE

La abeja es una de las especies más importantes del planeta(Daniel Ayala EL DEBATE)

La abeja es una de las especies más importantes del planeta | Daniel Ayala EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- Uno de los tres apiarios de los que se tiene registro en Salvador Alvarado se localiza en el ejido Tultita. En un paraje entre el monte, la zona de mezquites esconden el lugar donde se ubican las 35 colmenas del apicultor Jorge Luis Rodríguez Gastélum, que producen un promedio de 100 litros de miel por año.

El hogar de las abejas obreras funciona desde hace dos años y medio. Con mucho esfuerzo el padre de familia emprendió una de sus metas: lograr tener su propio apiario. Uno de sus primeros pasos fue acercarse a la comunidad de apicultores locales para poder conocer a detalle sobre los cuidados de las abejas. Como no contaba con recursos para adquirir una caja de colmena, ya que son costosas, se dio a la tarea de fabricar con sus propias manos las cajas. Con el tiempo fue buscando la manera de comprar las colmenas y así hoy cuenta con 35.

En la visita que este medio de comunicación realizó al lugar, el personal se adentró a la zona con el equipo adecuado para conocer de cerca el día a día de un apicultor, su jornada de trabajo, el trato con las abejas y el interesante mundo de las obreras. Para Jorge Rodríguez esto es más que un negocio, tiene un significado muy especial.

“A mí me gusta mucho la actividad de apicultor porque es muy importante la labor de polinización que realiza la abeja, lo que nos sirve a todos los seres humanos, los animales y a la naturaleza. Sin la abeja no podría haber frutas, alimentos, legumbres, la agricultura necesita de ellas porque si desaparecen  nosotros desaparecemos. No existen polinizadores más eficaces que las abejas, sin las abejas no somos nada”, expresa.

La mejor temporada para las abejas es la primavera / Fotografía: Daniel Ayala EL DEBATE

Cada una de las 35 colmenas está compuesta de ocho celdas donde se produce la miel. Al año son cerca de 100 litros que genera el apiario, por lo que para el emprendedor no es en este momento una actividad de la que se pueda vivir. Es por eso que otro de los ingresos que obtiene son la renta de colmenas a agricultores del municipio, que se utilizan para que las abejas polinicen los campos.

El sacrificio de mantener la producción de miel es alto pero la satisfacción es mayor, ya que es una actividad que se ha ido perdiendo al no contar con apoyos, a pesar de que Sinaloa ocupa uno de los primeros lugares en apicultura a nivel nacional. 

El día a día de un apicultor inicia muy temprano, son muchos los cuidados que se deben tener para mantener sana a la colmena. Además se requiere de inversión porque cuando una abeja reina muere, también la colmena. Por lo que hay que comprar a las reinas para que se continúe la producción.

El apicultor lamenta el olvido en que se encuentran.“Desde hace años ha estado muy olvidada de parte del gobierno federal. Uno la maneja a como uno puede, con los propios recursos, ya que cada caja de colmena cuesta cerca de 900 pesos”.