No Usar

De un día a otro se acabó la luz

Es jefe de taller en el cuerpo de Bomberos de la cuidad de Tijuana.

Por  Dalia Sagaste

A pesar de su problema, Adrián no baja los brazos y sigue adelante(Daniel Ayala EL DEBATE)

A pesar de su problema, Adrián no baja los brazos y sigue adelante | Daniel Ayala EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- Originario de Veracruz, don Adrián Valenzuela, con apenas un año y medio de vida le fue diagnosticada una enfermedad que poco a poco dañaba su visión, la cual fue empeorando hasta cumplir cinco años de edad, fue entonces que perdió totalmente su vista.

Enfatiza que hoy en día su propósito es motivar a los jóvenes que están perdiendo el interés por el estudio y que no se rindan fácilmente. “Mi falta de vista no ha sido un obstáculo para hacer lo que tanto amo, trabajar con motores y ser uno de los mejores”, dijo don Adrián.

A lo largo de la vida tuvo altas y bajas pero eso lo motivó a buscar un mejor futuro, con el paso del tiempo y por azares del destino, llegó a la cuidad de Los Mochis, donde cursó los estudios de secundaria  y eligió el taller de mecánica automotriz donde obtuvo las bases principales de este oficio, pero poco tiempo después hizo a un lado sus preferencias para estudiar la preparatoria, sin saber qué más adelante tendría la oportunidad de formar parte de un Club Rotario que se formó en el año 1985, el cual tenía como propósito incluir en lo laboral a jóvenes que no tenían empleos, fue ahí donde permaneció dos años.

“Aferrado en aprender completamente el funcionamiento de los motores de maquinaria pesada, decidí irme de casa y llegué hasta la ciudad de Mexicali con unos parientes”, recuerda.

Con la motivación de aportar algo económicamente a los que le ofrecieron ayuda, decidió buscar otra fuente de ingresos, y es gracias a eso y a unos amigos, que don Adrian  forma parte del Cuerpo de Bomberos en la cuidad de Tijuana y es ahí donde aún permanece en el puesto de jefe mecánico.

La falta de vista no ha sido obstáculo / Fotografía: Daniel Ayala EL DEBATE
  • Guamúchil
  • Adrián Valenzuela
  • Enfermedad
  • Pérdida de vista