No Usar

Espacios de Alimentación, apoyo a economía familiar

Operan 14 comedores en Salvador Alvarado que brindan desayunos y comidas a un costo de 20 y 25 pesos.

Por  Esmeralda Bañuelos

En el municipio cada comedor tiene sus propias formas de operar(Daniel Ayala EL DEBATE)

En el municipio cada comedor tiene sus propias formas de operar | Daniel Ayala EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- Los 14 Espacios de Alimentación Encuentro y Desarrollo que funcionan en el municipio de Salvador Alvarado representan un beneficio no solo a las familias donde están ubicados, sino también a los residentes de colonias y comunidades aledañas y a trabajadores de diferentes sectores que acuden a los comedores como un apoyo al bolsillo.

Los Espacios de Alimentación, Encuentro y Desarrollo brindan de manera mensual un promedio de 34 mil 535 desayunos y comidas a 290 familias, lo que equivale  hasta el momento a mil 125 beneficiarios, informó la titular de Enlace Estatal y encargada de los Espacios en el municipio de Salvador Alvarado, Dulce María Vega Pineda. 

No solo se ofrece alimentación, sino que se ofrecen  cursos para el aprendizaje de un oficio, como  corte y confección, cultora de belleza, pláticas sobre valores y adicciones. Como parte del programa se brinda orientación, asesorías y se realizan visitas domiciliarias para buscar personas que requieran algún apoyo  que les pueda ofrecer el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia en coordinación con el DIF Municipal. 

En la comunidad Tultita opera uno de los espacios con mayor permanencia. Hace 15 años ofrece desayunos en un horario de 08:00 a 10:00 horas. Es atendido por un grupo de 11 mujeres voluntarias, que ofrecen un menú variado cada día, con platillos a 20 pesos a los residentes y a 25 pesos a los visitantes. La alimentación es gratuita a las embarazadas y a personas en situación de discapacidad. El precio para los niños y niñas es de 10 pesos por platillo. Estos espacios representan un apoyo al bolsillo no solo de las familias, sino  a trabajadores, como proveedores de distintas empresas o empleados de comercios cercanos, que han encontrado un lugar para comer de manera más sana y a muy bajo precio. 

Los recursos con que se mantiene el comedor son a través del subsidio que proporciona el DIF. Sin embargo, este presupuesto no ha sido suficiente, por lo que las voluntarias realizan diversas actividades para recaudar ingresos. En este lugar cerca de 100 personas acuden cada día a alimentarse, de acuerdo al informe mensual que registra la promotora municipal Imelda Pérez, quien tiene a su cargo la supervisión de tres de estos espacios. La promotora señaló que se reciben por mes 13 productos para la elaboración del menú que varía por día. 

En la amplia cocina hallamos al grupo de cinco voluntarias que se encontraban con los preparativos de lo que sería la comida del día. Chiles desmembrados, zanahorias, papas y distintas verduras en una enorme olla serían los ingredientes a utilizar para la elaboración de tamales de carne con verdura. Y es que cada martes las mujeres realizan la venta de este delicioso platillo para recaudar fondos.