Impacto favorable en gasolineras locales por combate al huachicol

Pipas de Petróleos Mexicanos abastecen cada día al sector. Fluye bien el abasto, afirman gerentes.

Por  Esmeralda Bañuelos

Pipas de Pemex abastecen diariamente a las gasolineras de la ciudad(EL DEBATE)

Pipas de Pemex abastecen diariamente a las gasolineras de la ciudad | EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- Sin afectaciones considerables en ventas ni desabasto registra el sector comercial de gasolineras por la estrategia de combate al robo de combustible que realiza el gobierno federal. En el sondeo realizado a un porcentaje del total de 18 a 20 gasolineras que operan en la ciudad, se confirmó que la opinión es favorable.  

En la visita realizada a gasolineras se pudo conocer la opinión de encargados y gerentes, los cuales  coinciden en tres puntos: no hay desabasto, las ventas mejoraron y aunque los precios bajaron alguno centavos consideran que no han tenido afectaciones económicas considerables ni hechos delictivos como asaltos o robo de combustible. Solo en una gasolinera el gerente comentó que en algunas ocasiones las pipas presentaron retrasos, pero en general todo ha marchado con normalidad. 

La información recabada indica que en promedio las gasolineras locales se abastecen con una pipa diaria de 20 mil litros, en Magna con valor de 352 mil pesos, y 353 mil pesos en Premium. La pipa de diésel ronda en 403 mil pesos. En una de las gasolineras con los precios más bajos en el mercado se ha presentado un repunte en las ventas desde que se cortó el ducto de Pemex, por lo que el combate ha sido favorable para el sector comercial de gasolineras. 

El precio más bajos por litro de Magna ronda en 19.20 pesos. En Premium el menor costo es 19.55.

A partir del segundo semestre del 2018, que fue cuando cerraron los ductos a nivel nacional, hasta el momento los que se localizan en Sinaloa permanecen cerrados, como en Guasave, Guamúchil, Culiacán y Mazatlán,  donde no se ha registrado un problema de desabasto de gasolina, diésel y turbosina, estrategia que implementó el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, de atacar  el delito de robo de combustible en todos los estados del país. El cierre de Pemex se centró en algunos ductos principales del país. 

En algunas entidades se han presentado problemas de desabasto, pero en nuestro estado, “no hay desabasto de gasolina”, afirmó el presidente en su reciente visita al pueblo Mágico de Mocorito.  Por su parte, el subsecretario de Seguridad Pública del Estado, Carlos Alberto Leyva Hernández, anunció desde hace un mes que elementos de la Policía Militar resguardarán las instalaciones de Pemex en Culiacán, Guamúchil y Mazatlán,  debido al alto índice que se registraba dentro y fuera de la petrolera, por lo que ahora el combustible se transporta en pipas. 

La percepción positiva que se manifiesta en el sector es un indicador de que si la estrategia continúa dando buenos resultados, esto podría repercutir a largo plazo en un significativo beneficio a la economía local.