No Usar

Mariguana, droga con más demanda en adolescentes

El año pasado solamente tuvieron tres casos de consumo de esta droga en nivel de preparatoria.

Por  Dalia Sagaste

Jóvenes estudiantes son los que tienen más tendencia hacia la mariguana(Matías Rodríguez EL DEBATE)

Jóvenes estudiantes son los que tienen más tendencia hacia la mariguana | Matías Rodríguez EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- En Salvador Alvarado se tiene un índice alto del consumo de mariguana en adolescentes, pero son muy pocos los casos que acuden por ayuda para combatir esta adicción.

La directora del Centro de Integración Juvenil (CIJ), Maricela Peñuelas García, señaló que el año pasado solamente tuvo cuatro casos, de los cuales tres eran estudiantes del nivel preparatoria y uno del nivel secundaria. 

Informó Peñuelas García que en comparación del año pasado al actual, la demanda para solicitar tratamiento para la adicción de esta droga ha sido nula. Indicó que no se ha registrado una sola persona para combatir este problema. Peñuelas García afirma que, según las estadísticas, uno de cada 10 alumnos de secundaria ha probado alguna droga ilegal. 

Señaló que esta cantidad aumenta a cuatro de cada 10 personas en el bachillerato, tres de cada 100 alumnos y una de cada 100 alumnas de primaria han consumido mariguana alguna vez. La cifra subió 7 y 5 por ciento, respectivamente. 

Muchas de las personas que usan mariguana experimentan una euforia placentera y se sienten relajadas. Otros de los efectos comunes, que pueden variar drásticamente entre una persona y otra, incluyen sensibilidad en la percepción sensorial, ven colores más brillantes, risa, percepción alterada del tiempo y aumento del apetito. Los efectos de la mariguana pueden demorarse un poco si esta se consume en alimentos o bebidas, usualmente entre 30 minutos o una hora, porque la droga tiene que pasar primero por el sistema digestivo. Como los efectos se toman más tiempo, las personas pueden terminar consumiendo más THC que lo que habían planeado. 

Las experiencias agradables con la mariguana no son en lo más mínimo universales. En vez de relajación y euforia, algunas personas experimentan ansiedad, miedo, desconfianza o pánico cuando usan mariguana. 

Estos efectos son más comunes cuando se usan altas dosis, cuando la mariguana tiene una potencia más alta de lo que se espera o cuando la persona es inexperta.