Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Guamuchil

Sepyc no cumple con la promesa hecha a la escuela Teófilo Noris

Algunos alumnos no acuden a clases por no contar con las condiciones adecuadas para soportar el mal clima.

Avatar del

Por: Dalia Sagaste

Pese al frío los alumnos de la escuela primaria Teófilo Noris asisten a clases(Matías Rodríguez EL DEBATE)

Pese al frío los alumnos de la escuela primaria Teófilo Noris asisten a clases | Matías Rodríguez EL DEBATE

Mocorito, Sinaloa.- Hace más de seis meses que la Sepyc prometió apoyar con la construcción de un techo para la escuela primaria Teófilo Noris, lo cual aún no ocurre, por tal motivo los alumnos de esta institución se ven obligados a pasar fuertes fríos y corren el riesgo de contraer alguna enfermedad porque reciben clases a la intemperie. Algunos padres de familia aseguran que esta situación los tiene molestos y están cansados de ver cómo sus hijos sufren por las condiciones climáticas y nadie hace algo por ayudarlos, pero aseguran que son más las ganas que tienen de aprender y superarse. 

Carmen Ochoa Romo, quien es la maestra de esta escuela, dijo que el alumnado no acude a clases debido a que las condiciones en las que se encuentran trabajando no son las adecuadas. Un techo elaborado a base de hojas de palma es el lugar donde los niños de la comunidad El Chinal aprenden sobre las clases impartidas. Algunos alumnos no asisten debido al frío y las enfermedades que han ido adquiriendo; también dijo que se le hace injusto que las madres de familia peleen por tener un camión, siendo que si la escuela cierra la Secretaría de Educación recogerá el transporte.

Se hizo la sugerencia de que los alumnos entraran de 10:00 a 15:00 horas, pero hasta el momento no han tenido ningún tipo de respuesta. Ochoa Romo dice que ninguna de las autoridades ha resuelto la situación y que algunos niños se han ido a estudiar a Mocorito.

En condiciones lamentables reciben clases los alumnos de la comunidad de El Chinal / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

“Se me hace injusto que me cierren la escuela solo porque las autoridades educativas y municipales no han hecho nada, debo reconocer que hace cinco años se le invirtió en la remodelación de aulas y baños, así como equipo tecnológico y refrigeración”. 

Afirmó que desde ese tiempo solo se le dieron 40 mil pesos y ha sido todo lo que recibieron; dice la maestra que le informaron que el techo debía durar tres años, pero no aguantó, lo que revela la mala calidad de la obra.

En el pasado agosto el techo comenzó a derrumbarse, lo cual no se ha resuelto porque el proceso era largo, sin embargo, el jefe de Servicios Regionales del Évora, Lizandro Sillas, aseguró que la escuela iba a estar lista para el término de las vacaciones.

En esta nota: