No Usar

AARM solicita personal mejor capacitado en plantas de amoniaco

La finalidad es evitar en la medida de lo posible que ocurra una fuga como en Guasave, apenas días atrás.

Por  El Debate

Algunas de las plantas se dicen estar preparadas y capacitadas / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

Algunas de las plantas se dicen estar preparadas y capacitadas / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

Angostura, Sinaloa.- El presidente de la Asociación de Agricultores del Río Mocorito (AARM) comentó que si bien, los percances como el que pasó en Corerepe, Guasave no son muy frecuentes, es necesario que el productor, así como el abastecedor, tenga un excelente manejo del amoniaco, ya que definitivamente es muy peligroso, por ende, es necesario tener los mejores conocimientos de uso, adiestramiento y manejo del producto ya mencionado.

Aurelio Lugo Camacho, presidente de la AARM, en la ciudad de Guamúchil, agregó que en las plantas donde está almacenado el amoniaco deben ser zonas con manejo especializado, “lo que siempre será importante y conveniente es que las capacitaciones, medidas de seguridad y adiestramientos que sean permanentes y más seguidos, así el personal que esté operando estas plantas tenga actualización permanente de la forma y servicio que se tiene que dar al amoniaco”

El líder de los productores en la región del Évora dijo desconocer cuáles fueron las causas para que se registrara el problema en la comunidad Corerepe, Guasave. Como presidente de la AARM solicitó y pidió a este tipo de empresas para que tengan más capacitación.

Personas deben de capacitarse para los manejos de productos peligrosos / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

Reconoció que en ocasiones el personal que se encuentra en este tipo de empresas tiende a rotar o simplemente no cuenta con el conocimiento de qué tipo de materiales está manejando, por lo tanto, lo principal, además de todo tipo de seguridad, es que el despachador esté a la altura. 

Lugo Camacho comentó a bote pronto que en la región del Évora podría existir entre un rango de siete a 10 plantas de amoniaco dispersas en toda la región.  

“En esta parte existen plantas de amoniaco que están fuera de las comunidades, si vemos por ejemplo y por mencionar una de ellas, la planta que está  rumbo a La Reforma, está en las inmediaciones de algunas comunidades pero no está pegada a ellas (comunidades), preferentemente la mayoría de las plantas están no muy retirado de las comunidades, pero sí están poco fuera del asentamiento humano. Desconozco cuál es la norma general o a qué distancia se deben instalar este tipo de empresas”, añadió.  

Aurelio Lugo Camacho también solicitó a los productores para que pongan de su parte al momento de llegar a cargar este tipo de producto, asegurar que el tanque está en las mejores condiciones y de preferencia no descuidarse, hasta que la bomba esté apagada. Todo esto con la finalidad de evitar que suceda algo similar a lo de Corerepe, en Guasave, hace apenas un par de días.

Parte del equipo que se debe utilizar al momento de trabajar con productos peligrosos / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE