No Usar

Incrementan denuncias por violencia a la mujer

Ahora las mujeres se animan más a denunciar a sus agresores, principalmente por el hartazgo y el apoyo que se brinda en las instituciones

Por  Esmeralda Bañuelos

La violencia no conoce de clases sociales, está presente en todas las familias / Fotografía: Daniel Ayala EL DEBATE

La violencia no conoce de clases sociales, está presente en todas las familias / Fotografía: Daniel Ayala EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- No es porque la violencia familiar ha aumentado, esto se mide por el número de llamadas que se realizan a los teléfonos de emergencia y al Consejo Estatal de Prevención y Atención de la Violencia Familiar, explicó la directora del mismo, Martha Ofelia Meza Escalante. 

Como resultado de una mayor cultura de la denuncia y el trabajo de las instituciones de gobierno en la cultura de la prevención, ahora se observa un incremento en las estadísticas estatales en violencia hacia las mujeres, aclaró la funcionaria. 

En el tema de asesinatos a mujeres, calificados como feminicidios, Meza Escalante informó que se ha reducido el índice de éstos respecto al año 2017.   

El trabajo del Cepavi en coordinación con todas las instancias de gobierno se enfoca en la prevención y el fomento a la cultura de la denuncia a las mujeres que son violentadas.

La violencia intrafamiliar siempre ha estado presente en los hogares de cualquier nivel socioeconómico, no es exclusivo de una clase social. De una u otra manera se manifiesta la violencia que se ve tan común, porque históricamente permea la cultura de sometimiento y poder sobre las mujeres. 

En el caso de las mujeres víctimas de violencia que acuden al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia en Salvador Alvarado, lo hacen cuando ya han permitido muchos años de agresión, informó el auxiliar de la procuradora de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, Mario Tomás Valderrama Madrid. 

Generalmente es el hartazgo, se cansan de soportar el maltrato, porque por lo regular tienen la esperanza de que el agresor cambie, porque después del maltrato llega el perdón, el arrepentimiento del agresor”.

La mayoría de las personas que acuden están muy sensibles a sus victimarios.

Si bien hoy en día la cultura de la denuncia está más presente en las mujeres, todavía permea el factor cultural, mencionó Valderrama Madrid, al señalar que la crianza de la familia tradicional inculca sumisión en las mujeres a su pareja, lo que las expone a situaciones de todo tipo de maltrato.

En otros casos que se atienden, la familia es el principal apoyo para que la mujer denuncie y acuda a solicitar ayuda al Sistema DIF. 

La información más actual abarca hasta el mes de octubre, cierra con 407 denuncias por violencia familiar, de acuerdo al informe de Semáforo Delictivo.