Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Guamuchil

Me encanta lo que hago, es mi terapia: Esther Burgos

En sus inicios, la asadera tenía un precio de 2.50 pesos ahora son 40

Avatar del

Por: Jasiel Camacho

Esther Burgos es una persona reconocida en la elaboración de quesos y asaderas / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

Esther Burgos es una persona reconocida en la elaboración de quesos y asaderas / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

Angostura, Sinaloa.- Para María Esther Burgos Inoda, lo que empezó como un pasatiempo rápidamente se convirtió en una fuente de empleo pero sobre todo, un segundo ingreso para su familia. Dentro de los festejos del Día Internacional de la Mujer Rural la señora Esther Burgos explicó que conforme avanzan los años, las tradiciones van cambiando y ahora es mucho mejor que la mujer también pueda trabajar y aportar con los ingresos.  

El principal oficio de María Esther Burgos Inoda es darle valor agregado a la leche bronca, en otras palabras, se dedica a la elaboración de quesos, asaderas, requesón y hasta suero salado. Recordó que sus primeros pininos en este oficio lo hizo luego de ver como trabajaba su suegra hace algunos años atrás. Desde entonces y a pesar de los más de 30 años en esta labor, sigue encantada con lo que hace.

Su día inicia a las 05:00 horas, cuando en compañía de su esposo llegan hasta el corral en donde preparan al ganado para el proceso de ordeña, a diferencia de otras personas o en otras comunidades, ellos aún laboran a mano. 

A Esther siempre le ha apasionado su trabajo / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

Siempre he sido yo quien ordeña a la vaca, en estos momentos estamos haciendo esta labora a diario, en promedio son 80 litros para los quesos, asaderas y demás” comentó.

Por más de dos horas y media, María Esther Burgos Inoda se encarga de recolectar la leche bronca que necesitará para sus artesanías. Asimismo, recordó que en sus inicios solo se enfocaba en la venta para la comunidad de Playa Colorada, afortunadamente la calidad de sus productos llegaron a oídos de más personas y ahora se encarga de visitar entre siete comunidades, otros más acuden a su domicilio para adquirir producto.

Y en temporada de vacaciones, ciudadanos desde la ciudad de Guamúchil hacen viajes hasta El Bonete para comprar asaderas.

Esther elaborando sus productos / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE
En esta nota:
  • Angostura
  • Esther Burgos
  • Elaboración
  • Quesos