No Usar

Productores inconformes con los seguros agrícolas

El principal problema de los productores con los seguros es que estos no cubren el 100 por ciento de la inversión en caso de un siniestro

Por  Jasiel Camacho

Algunas dependencias exigen que el cultivo esté asegurado, sobre todo para créditos / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

Algunas dependencias exigen que el cultivo esté asegurado, sobre todo para créditos / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

Angostura, Sinaloa.- Pese a las heladas que se registraron el 4 de febrero y el 24 de diciembre del 2011, aún se requiere trabajar en la cultura de los seguros agrícolas, explica el presidente de la Junta Local de Sanidad Vegetal del Valle del Évora. Aun cuando para algunos el tener asegurado el cultivo es obligatorio por créditos o demás, otros productores más que no requieren de apoyo para realizar la siembra no están asegurando sus cultivos.

Mario Urías Cuadras dijo que en cierta medida los productores no optan por asegurar sus predios dado el fallo de las aseguradoras. Indicó que si bien son grandes cantidades por hectárea lo que se debe pagar, las aseguradoras que existen, así como los paquetes con los que cuentan, no cubren el total de la inversión en caso de siniestro. Asimismo, Urías Cuadras informó que antes del 2011 un seguro para una hectárea de maíz tenía el precio de 500 pesos, actualmente, ese mismo seguro ha triplicado su precio, alcanzando los mil 500 pesos por hectárea. 

“El seguro agrícola ha aumentado mucho su costo desde la helada a la fecha. En el 2011 con 500 pesos asegurabas una hectárea, ahorita anda en mil 200 a mil 500, se triplicó el valor y continuamos con la misma inconformidad, que no nos cubren toda la inversión”, manifestó el presidente de la Junta Local de Sanidad.

El líder de los productores indicó que también el gobierno federal, por parte de Sagarpa, ha casi eliminado el subsidio que existía para el pago de la prima del seguro agrícola. monto que rondaba entre el 25 a 30 por ciento del costo total del seguro. 

Sigue la desconfianza por parte de los productores con los seguros / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

Dijo que sí se notó el uso de seguro durante el 2012, un año después de los daños severos por la helada. No obstante, actualmente ese número ha bajado drásticamente. 

Añadió que en estos momentos y de acuerdo con números obtenidos durante el 2017, la mayoría de los productores que sí tiene asegurada su parcela se debe a que es obligatorio para acceder a apoyos como subsidio para la siembra, créditos y demás. “Los productores que tienen necesidad de buscar créditos o financiamiento en algunas  parafinancieras o algo relacionado con la banca, es la obligación de asegurar, eso es poco más del 50 por ciento de los productores, a lo mejor un 60 por ciento están obligados porque tienen créditos externos, pero también hay algunos productores que tienen recursos propios y se la juegan haciendo cálculos o quienes definitivamente no aseguran nada del cultivo”.

Mario Urías Cuadras añadió que precisamente en ciclo actual, es decir, otoño-invierno es el más riesgoso por cuestiones del clima, contrario al PV, cuando nada se asegura. 

En cuanto a qué tipo de cultivo es el que más se asegura, el presidente de la Junta puntualizó que es el frijol, dejando a un lado el maíz y sus miles de hectáreas que se instalan en los dos ciclos que se llevan a cabo. 

El maíz es el cultivo que más se siembra, pero lo que más se asegura es el frijol por la etapa crítica en la que se siembra, seguido de esto va el garbanzo, y finalmente el maíz, con siembras tempranas”, finalizó.