La caña empieza a dar punto para la molienda en El Valle

El mismo día que se corta se tiene que moler y fabricar todos los derivados de dulces que se puedan hacer con el jugo de azúcar

Por  Bardo Villa

El joven Rodolfo Gallardo López supervisa el cultivo de caña de azúcar que está plantado a espaldas de su casa, en la sindicatura de El Valle / Fotografía: Daniel Ayala EL DEBATE

El joven Rodolfo Gallardo López supervisa el cultivo de caña de azúcar que está plantado a espaldas de su casa, en la sindicatura de El Valle / Fotografía: Daniel Ayala EL DEBATE

Mocorito, Sinaloa.- Sin duda alguna el clima y la tierra de Mocorito son muy factibles y aptos para la siembra de diversas hortalizas (tomate, chile y cebolla) y algunas frutas (melón chino y sandía), incluso hasta caña se puede plantar ahí, muestra de ello es el cultivo que está en la sindicatura de El Valle, el cual ya está dando punto para que en los próximos días empiecen los cortes y la gran fiesta de la molienda, así como también la fabricación de muchos productos derivados del cacahuate y la azúcar.

Rodolfo Gallardo López, encargado de la molienda en dicha sindicatura, da a conocer que en estos momentos la caña, que, por cierto, está plantada en un terreno a espaldas de su casa, tiene cinco meses de plantada y se empiezan a dar las condiciones para la realización de los cortes, actividad que empezará a principios del mes que entra, una vez que la caña llegue a su etapa final de crecimiento, genere el dulce y el jugo requerido.

El cultivo de caña se da cada seis meses. Llegando a su punto se corta y ésta vuelve a crecer. La que tenemos aquí ya está grande, tiene cinco meses, toda está muy pareja, y en diciembre, si Dios quiere, ya la empezaremos a cortar".

"El mismo día que se corta en ese instante se tiene que moler, la caña no se puede dejar a la intemperie porque se fermenta y en muchas de las veces se empieza a podrir. Aquí en El Valle hay más gente que también tiene plantaciones de caña, pero nosotros tenemos poco más de una hectárea, pero está entre los planes a corto plazo sembrar más terreno.

La gran fiesta de la molienda arranca en diciembre, pues empezamos a echar a andar lo que es el molino, los cazos, el horno, entre muchas otras cosas que utilizamos para la fabricación de una gran variedad de dulces.

Como decimos coloquialmente, empieza el relajo, el trapiche, como muchos le llaman, y esto dura seis meses. Después de esto nosotros guardamos lo que es la miel de caña, la materia prima que usamos para hacer todos los dulces, es decir, que mientras vuelve a haber caña nosotros seguimos fabricando palanquetas, panizadas y melcochas para tener a la venta, ya que en diciembre y en Semana Santa tenemos muchas visitas de turistas, y pues todos se llevan una buena dotación de dulces. 

Tenemos 19 años consecutivos con esta tradición de la molienda, que empieza con la plantación de la caña, su corte, el proceso de obtención del jugo de azúcar y la fabricación de los dulces, que para muchos son de los mejores que han probado en toda la República Mexicana”, afirma Rodolfo Gallardo López. 

  • Mocorito
  • Siembra
  • Caña
  • El Valle
  • Molienda