No Usar

No hace daño la vacuna contra la influenza

El jefe de la Jurisdicción Sanitaria hace un llamado a la población a aplicarse la vacuna en cualquier unidad de salud

Por  Esmeralda Bañuelos

La vacuna contra la influenza es gratuita en cualquier institución de salud / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

La vacuna contra la influenza es gratuita en cualquier institución de salud / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- Es un mito que la vacuna contra la influenza hace daño, no causa ninguna enfermedad, informó el jefe de la Jurisdicción Sanitaria No. 3, Luis Víctor Velasco Zayas.

El funcionario hizo un llamado a aplicarse la vacuna, en especial a las mujeres embarazadas. “Tenemos que vacunar a esta población objetivo al cien por ciento, en cualquier trimestre, porque así tenemos protegidos a los niños durante los primeros seis meses de vida”, dijo.

Explicó que esta vacuna protege a las personas de un contagio de influenza y así se reduce el riesgo de un problema mayor en la población. 

El jefe de la Jurisdicción Sanitaria informó que se ha presentado muy buena respuesta de la población alvaradense para aplicarse la vacuna, pero que aún está presente el temor a contraer una enfermedad por el mito que hay de que puede ocasionar un problema a la salud.

“La vacuna contra la influenza es incapaz de producir una enfermedad. Está compuesta por unidades subgenéticas, está muy purificada y garantiza la protección contra el virus, pero hay muchos mitos que lo único que logran es disminuir el rango de vacunación que pone en riesgo la salud de la población”, declaró Velasco Zayas.

Las mujeres y los menores son un sector prioritario porque al proteger a las mujeres embarazadas en cualquier trimestre se protegen a los niños durante los primeros seis meses de vida. 

Tenemos que vacunar a esta población objetivo al cien por ciento y con eso bloqueamos las puertas de entrada a la enfermedad y con esto protegemos a todos”, explicó el titular.

El responsable de sanidad en la ciudad invita a la población  a  acudir  a cualquier institución de salud pública o atenderse en las brigadas especiales que andan casa a casa aplicando este tipo de vacunas.