Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Sinaloa

Nuestro próximo objetivo se llama 2021: Héctor Melesio Cuen

El dos veces candidato al Senado de la República y contendiente por la gubernatura en 2016 asegura haber digerido la reciente derrota; no se descarta para el 2021

Por: Francisco Castro

Héctor Melesio Cuen Ojeda(Foto: EL DEBATE)

Héctor Melesio Cuen Ojeda | Foto: EL DEBATE

Sinaloa.- Sin descartarse para buscar de nuevo la gubernatura dentro de tres años, Héctor Melesio Cuen Ojeda, quien apenas el primero de julio perdió en su segundo intento por llegar al Senado de la República, asegura no ver el resultado como una derrota, sino como un aprendizaje. Incluso, afirmó que ya trabajan en la formación de nuevos cuadros, de líderes que consoliden el proyecto del Partido Sinaloense con miras al 2021.

También puedes leer: Meade: Mi mejor deseo es que México tenga una buena marcha

El excandidato del PAS a la gubernatura de Sinaloa en 2016, superado por Quirino Ordaz, pero con la segunda mayor cantidad de votos (267 mil), confiesa haber digerido ya la reciente derrota, y habla con EL DEBATE sobre ese balance y sobre los retos para su partido.

Héctor Melesio Cuen Ojeda. Foto: EL DEBATE

También puedes leer: Senadores electos reciben constancias

Se dice consciente de la reducción de diputados locales que sufrieron esta vez, pues de seis legisladores que todavía tienen, a partir del 1 de octubre tendrán dos, además de haber perdido dos de las tres alcaldías ganadas hace dos años, y adelanta que analizarán el cúmulo de iniciativas presentadas en las últimas dos legislaturas locales para ver cuáles ratifican para intentar descongelar.

Subrayó que la agenda parlamentaria del PAS para la 63 Legislatura local impulsará temas que tienen que ver con el crecimiento económico y la industrialización del sector primario, pues afirma que lo prometido hasta ahora solo «es de dientes para afuera».

¿Qué lección le deja el reciente proceso electoral?
Que el que persevera, alcanza. Y rápidamente tomo como ejemplo al presidente de la República electo, Andrés Manuel López Obrador, que hizo su lucha 18 años, y al final logró su objetivo. Solamente aquel que deja de luchar está derrotado, dijo el famoso Maquío Clouthier del Rincón.

Lo que se dio en este proceso electoral fue una ola muy fuerte y grande que arrasó con todos. Qué nos deja: hay que seguir trabajando, seguir picando piedra. Yo me puse a trabajar un día después del proceso electoral, estuvimos con la estructura y les dijimos que no se achicopalaran, que esto pasó y que íbamos a hacer una evaluación de la estructura, y en este momento tenemos una evaluación completa.

Dejó una gran lección haber participado en esta contienda electoral. No lo veo como una derrota, sino como un aprendizaje. Me siento bien, con mucho ánimo.

 

¿Cuál es el próximo objetivo?
Consolidar el Partido Sinaloense. Acabamos de echar a andar una cartera nueva que se llama Secretaría de Innovación y Seguimiento, donde vamos a darnos cuenta de cosas que fallan, y no darnos cuenta de esas debilidades hasta que se lleva el proceso electoral, cuando ya no tiene remedio, que eso es lo que nos ha pasado. Vamos a seguir trabajando, consolidar el trabajo y nuestro próximo objetivo se llama 2021.

¿Cómo influirán en las próximas decisiones del gobierno en Sinaloa con solo dos diputados locales y un alcalde? Ya no serán segunda fuerza política
Ya empezamos. Creo que el único movimiento político que se ve en este momento en el estado se llama Partido Sinaloense, pero hoy impulsando a ciudadanos. Tenemos tres iniciativas ciudadanas que nos están permitiendo movernos en los 18 municipios.

El grupo parlamentario que de seis se va a dos diputados tiene algo mágico, participa mucho en tribuna. Ya tenemos nuestra propia agenda parlamentaria, y uno de los puntos principales tiene que ver con el crecimiento económico, con la industrialización del sector primario, que hace mucho se está prometiendo, pero es de dientes para afuera; de dientes para adentro nada más trabajan para sus gentes, para sus pandillas, no se preocupan por que haya menos pobreza y menos desigualdad social.

Lo que veo es mucha simulación en los gobiernos. Nos estamos levantando en las colonias populares por esa incertidumbre que hay de que a media noche se van a meter a robar a tu casa y te pueden hacer un daño físico. De tal forma que han tenido que salir con las cazuelas en la mano a tomar las calles a tales y cuales horas del día, y esto no es otra cosas más que el inicio de que algo peor se puede originar, como tener aquí un Guerrero, un Michoacán.

Héctor Melesio Cuen Ojeda. Foto: EL DEBATE

¿Van a rescatar de la congeladora algunas iniciativas?
Estamos haciendo una revisión a fondo de cada una de ellas para ver cuántas vamos a ratificar. En enero del año pasado presentamos aquí, en el Congreso local, una iniciativa para disminuir en un 54 por ciento el financiamiento para los partidos políticos.

Hace un mes, Morena hizo lo propio en el Congreso de la Unión: presentó una iniciativa para disminuir en un 50 por ciento el financiamiento a los partidos políticos. Morena, a partir de hoy, tiene mayoría en el Congreso de la Unión, de tal manera que si impulsan aquello y nosotros ya la presentamos el año pasado aquí, además les vamos a llevar alrededor de 200 mil firmas, existe toda la posibilidad de que esto se apruebe.

Queremos que no haya doble financiamiento para los partidos. El día de antier se anuncia para Morena 43 millones de pesos aquí en Sinaloa. ¿Por qué le dan 43 millones si a nivel nacional les están dando mil 600 millones de pesos para 2019? Están aquí dándole al PRI, dándole al PAN, eso es doble financiamiento, eso es sinvergüenzada, así hay que decirlo, y en su momento fue gandallismo. Lamentablemente está por ley, pero hay que quitarlo.

Usted dijo que estaría dispuesto a sacrificarse por la gubernatura en 2021, ¿qué le hace pensar que tendría un mejor resultado que el del 2016?
Nosotros somos proyecto. Aquí no se trata de personas, y es por ello que a mí me tocó participar rumbo al Senado, porque en encuestas que hicimos era el mejor posicionado. Yo, la verdad, deseaba poco participar. Sabía que, si no ganaba, se me iba a disminuir mucho la posibilidad de ser gobernador en un futuro.

Hemos estado trabajando mucho en la preparación y capacitación para tener cuadros. No queremos que pase lo que en otros partidos, que son los mismos candidatos toda la vida, queremos que surjan nuevos liderazgos para que nos representen como proyecto.

Yo ya tengo 62 años, quiero disfrutar más a mi familia, a mis nietos; pero no me descarto, lógicamente, porque puede pasar algo, como lo que pasó en esta ocasión. Lo que sí pueden estar seguros todas y todos es que voy a trabajar todos los días, pero mi objetivo no es la gubernatura de Sinaloa. Ya veremos en un futuro qué es lo que va a pasar. Son tres años, y dicen por ahí que hasta te puede machucar un carro.

En esta elección obtuvo 23 mil votos menos que en 2016, ¿fue acertada la coalición con el PAN, el PRD y MC?
Creo que de lo que uno hace en la vida nunca hay que arrepentirse. Yo estoy muy agradecido con Movimiento Ciudadano, el PRD y el PAN por haberme dado la oportunidad de ser candidato en un espacio federal, de otra manera el PAS, por ser partido local, no hubiera podido postularme.

Lo otro es muy relativo. Esto que se dio fue un fenómeno que se da cada cincuenta o cien años. Tuvo la capacidad este señor, este líder, López Obrador, de llamar a votar por toda su planilla, y la gente le hizo caso.

 

¿Ya se reunión con Rubén Rocha Moya?
No he tenido reunión con nadie. Pero pienso cabildear las tres iniciativas que estamos presentando, pienso cabildear el cambio de horario. Voy a cabildear con los diferentes partidos políticos. Soy gente que aguanta vara. No tengo problemas en ese aspecto, pero hay que hacer cosas por México, por Sinaloa, por la gente.

Pero hay que sacar de su ronco pecho algunos rencores, les quedaron cosas del pasado, eso enferma a la gente, inclusive mucha gente se infarta por eso. Yo les recomiendo, para que no se les achique la coronaria, hay que dejar todos esos rencores de lado, sobre todo si están haciendo política.

¿Pero sí buscará reunirse con Rocha Moya, Imelda Castro y Mario Zamora?
Es parte de la agenda que tengo. Si quiero estar en política, no se puede estar peleado con el resto de los partidos.

Rocha Moya dijo en campaña que le devolvería la autonomía a la UAS, que estaba influenciada por el PAS, ¿es la UAS un brazo operativo del PAS o el PAS el brazo político de la Universidad?
Desde luego que no, esa es una muletilla que traen para deslegitimar un proyecto exitoso local que existe. Y si lo dijo en campaña, Andrés Manuel dijo (también) en campaña de manera muy clara que iba a dar marcha atrás la reforma energética, que iba a bajar el precio de la gasolina, del gas, del diésel; se dijeron muchas cosas, lo que habría que ver es qué es lo que está pasando en este momento.

Creo que se le debe reconocer a la UAS. Rocha tiene veinte años que se fue de la UAS. Están cobrando ellos como jubilados, no saben lo que pasó en estos veinte años. Ellos estuvieron en el gobierno, fueron gobiernistas todo este tiempo, y cuando el gobierno quiere atacar a la UAS, en el pasado ha habido conflictos muy fuertes en todos los sentidos, de tal manera que eso no me asusta. Yo creo que a lo mejor va a reconsiderar una situación de esa naturaleza.

¿Que opina de lo dicho por Andrés Manuel de no sacar al Ejército de las calles?
Él ya sabía eso, pero en campaña se dijo lo que la gente quería escuchar. Cómo van a sacar a las Fuerzas Armadas de las calles en el sentido de que no se han preocupado en lo absoluto, y hablo de Sinaloa y el resto de las entidades federativas, para capacitar a las policías preventivas, a las policías estatales y federales.

Héctor Melesio Cuen Ojeda. Foto: EL DEBATE

Cuando se echa a andar en 2008 el nuevo sistema de justicia penal acusatorio se dieron ocho años para preparar a la gente; pasaron los ocho años, y les pasó de noche: apenas están preparando a la gente.

¿Es buena la idea de los superdelegados?
Por un lado, comenta la gente de López Obrador, que los superdelegados los quieren para que coordinen a los delegados por cada distrito electoral, y estos a su vez tengan una red que lleve todos los programas de tipo social hasta las casas de los beneficiarios. Eso es lo que se quiere porque mucho dinero queda en el camino. Se están robando la lana, así lo dijeron. Lógicamente que esto es para mantenerse en el poder por mucho tiempo.

En Sinaloa ya salieron brigadas a una colonia popular, llevan toda la parafernalia para dar servicio de salud, para sacar actas de nacimiento, lo que era Gobierno en Movimiento del pasado gobernador. Esto ya es una competencia. Están trabajando todos para el 2021.

En temas como los matrimonios igualitarios y la despenalización del aborto, que parecen encontrar apoyo en el próximo gobierno federal, ¿cuál es su postura?
Esto de los matrimonios igualitarios ya está definido. Lo único que se tiene que hacer es que se lleve a cabo una armonización de las leyes locales con respecto a lo que ya se apoyó a nivel federal; hay supremacía. Guste o no, aquí es algo que se tiene que instrumentar.

Sobre el aborto, siempre he comentado que cuando se trata de cuestiones de enfermedades, de violaciones, procede. Aquí la discusión es si es a partir de la concepción. Yo, la verdad, es que no tengo muchos datos al respecto, pero cuando son cuestiones de fuerza mayor, estoy de acuerdo con ello.

En esta nota:
  • Autoanálisis Poselectoral
  • Héctor Melesio Cuen Ojeda
  • Sinaloa