Familia de niño que murió en socavón presenta juicio de amparo

El recurso interpuesto ante el Poder Judicial Federal es contra la presidencia municipal y Japama por la falta de atención a los afectados

Por  Noel Vizcarra

Familia de niño que murió en socavón presenta juicio de amparo ante el Poder Judicial de la Federación.(EL DEBATE)

Familia de niño que murió en socavón presenta juicio de amparo ante el Poder Judicial de la Federación. | EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- La familia del niño Roberto Emilio de 9 años de edad quien murió en un socavón ubicado sobre el camellón de bulevar Zacatecas en la colonia Estrella la tarde-noche del pasado 8 de diciembre, interpuso esta mañana el recurso de juicio de amparo ante el Poder Judicial Federal.

El abogado de la familia, Juan Roberto Galaviz Sarmiento, detalló que en este momento solo queda esperar la admisión de este recurso, “están presentes los papás del menor dado que no hay una respuesta de Japama y de las autoridades”, dijo, al señalar que la demanda de amparo se pone en contra de la presidencia municipal y la Junta de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Ahome (Japama).

“No se han acercado y no hay respuesta por parte de ellos. Se hizo una petición desde hace más de 15 días y como no hay respuesta se hace a través de la autoridad federal para que den respuesta a la petición realizada por parte de los padres del menor fallecido. No hay respuesta todavía, no se han comunicado con ellos”, aclaró.

Mencionó que la petición de la familia del niño está realizada conforme a la ley, con fundamento en el artículo octavo Constitucional.

Es el derecho de petición, se solicita la indemnización y el daño moral causado en prejuicio de los papás del menor”.

Reconoció que recientemente la autoridad anunciara una indemnización para la familia del niño fallecido en el socavón, sin embargo, dijo, son puras declaraciones, porque hasta la fecha no hay respuesta.

En el lugar, la mamá del niño Emiliano dijo sentirse frustrada por la falta de respuesta de las autoridades municipales.

Además, dijo, el problema de los socavones continúa y toda la ciudadanía corre peligro de caer en un socavón.

Es peligro de que lo que le pasó a mi hijo le pase a otras personas”, dijo.

‘Era muy alegre’

“Roberto era un niño muy juguetón y aquí venía mucho a la tienda. Él hacía mandados y luego se ponía a jugar con otros infantes”, dijo un comerciante, vecino de la familia. El trabajador lamentó el deceso y más cuando se trata de un menor.