No Usar

Incendian vehículos a líder sindical y al asesor de UAIS

No descartan que detrás de este ataque se encuentren los involucrados en la pasada toma de las instalaciones de la universidad; interpondrán una denuncia

Por  Lupita Gámez

Evidencia de uno de los vehículos incendiados la noche del miércoles.(EL DEBATE)

Evidencia de uno de los vehículos incendiados la noche del miércoles. | EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Un líder sindical y un asesor de la rectora de la Universidad Autónoma Intercultural de Sinaloa (UAIS) fueron víctimas de un atentado contra su patrimonio la noche de este miércoles.

La rectora de la UAIS, María Guadalupe Ibarra Ceceña. dijo que se trata de una camioneta Cherokee de color rojo, modelo 1997, la cual sufrió daños parciales, propiedad de Celso Armenta López, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la UAIS, con domicilio en la colonia Tabachines II.

Asimismo, precisó que la otra unidad es un Sentra de color azul, modelo 1995 cuyo propietario es Ignacio Flores Ruiz, asesor de rectoría. La unidad resultó con pérdida total y estaba en un domicilio en la colonia El Realito.

Incluso, agregó que el pasado martes un sujeto desconocido intentó introducirse a su casa por la fuerza por la tarde-noche, situación de la cual su mamá resultó con malestares físicos, ya que la señora de 81 años de edad se encontraba sola al interior de la vivienda.

Uno de los vehículos incendiados. Foto: EL DEBATE

Atrás del ataque

Ante esta situación, dejó en entrever la posibilidad de que este hecho esté relacionado con el atentado que sufrieron sus compañeros de trabajo.

“Durante los días que duró la toma de las instalaciones, yo me percaté de que había gente que me seguía y que había gente que se estacionaba en frente de la casa a estar observando, incluso tomando fotos de la casa; eran algunas personas que hace casi un año fueron despedidas y que dentro del pliego petitorio que traían con la toma, era que fueran reinstaladas”.

Afectados

Derivado de esta situación, Celso Armenta López renunció al cargo con carácter de irrevocable a petición de su esposa y sus hijos, esto por miedo a sufrir otro ataque que lo afecte directamente físicamente. “Me dijeron que me alejara de todo, así es que a muy temprana hora tomé la decisión por atención y respeto a la tranquilidad de mi esposa y de mis hijos”, enfatizó.

Por último, el también afectado Ignacio Flores Ruiz mencionó que una vecina fue la que se dio cuenta del incidente y recalcó que hasta donde él sabe, no tienen enemigos pues su conducta laboral ha sido beneficiar a la institución.

“No tengo enemigos, mi comportamiento en la universidad ha sido de lucha para que funcione correctamente. La gente que estuvo involucrada en la toma (de la universidad), de alguna manera creo que pueda estar involucrada”.