Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Los Mochis

Intimidación a periodista es de urgente atención: SIP

El representante en México de la Sociedad Interamericana de Prensa, Roberto Rock, afirma que ante la gravedad de la amenaza se deben adoptar medidas cautelares, y la autoridad perseguir a implicados

Por: Francisco Castro y Fabiola Cerros

En el colector, cuya reparación fue detenida por la autoridad municipal, murió un menor que cayó accidentalmente a un socavón.(Foto: El Debate)

En el colector, cuya reparación fue detenida por la autoridad municipal, murió un menor que cayó accidentalmente a un socavón. | Foto: El Debate

Sinaloa.- La intimidación de que fue objeto una periodista de EL DEBATE de Los Mochis tras la publicación de una serie de reportajes sobre una polémica obra a cargo de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Ahome (Japama) es un caso grave que requiere urgente atención, y la responsabilidad en torno a la investigación de un hecho así no debe ser eludida por las autoridades municipales y estatales, señaló el representante de la Sociedad Interamericana de Prensa en México (SIP), Roberto Rock.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP reconoció que la Japama, organismo municipal responsable de la obra sobre la que versa la investigación, es «el primer sospechoso», por lo que el alcalde de Ahome está obligado a actuar en la investigación de este caso, pero también el Gobierno del Estado, toda vez que en el relato de hechos de la periodista identificó una patrulla de la Policía Estatal.

SIP recomienda medidas cautelares

Entrevistado vía telefónica, el representante de la SIP consideró que esta acción de intimidación tiene características muy graves, pues «no se trata de una cosa espontánea ni de una persona que se siente agraviada, es un esquema de intimidación profesional de alguna manera, pues este personaje tal vez es un policía o algo peor, que habla con ella de espaldas, que evita que (ella) le vea el rostro».

El también periodista considera que por la forma en que ocurrieron los hechos, el tipo que intimidó a la periodista «al parecer no es un funcionario ni un empleado», sino «un pistolero enviado por algún delegado, ya sea de Ahome o del estado», el cual —insiste— llevaba la encomienda de amenazar y presionar.

SIP urge investigación

Roberto Rock mencionó que ante lo sucedido es pertinente que las autoridades municipales y estatales investiguen la presunta participación de elementos policiales, pero también habló de la necesidad de implementar medidas cautelares y de protección, como la presencia de una patrulla cerca de la casa de la periodista para evitar que un hecho así pueda escalar a una acción más franca.

Rock hizo referencia a tres procedimientos en este tipo de casos: «O tratas de prevenir este tipo de casos con estrategias bien cuidadas o proteges a una periodista ya amenazada, y la tercera es perseguir a los implicados».

Incluso mencionó que este tipo de estrategias en casos de intimidación debe incluir un cuarto procedimiento relativo a la perspectiva de género, pues reconoció que este tipo de agresiones son mayormente dirigidas a periodistas mujeres.

Es un hecho grave: Sicairos

Al considerar que el periodista está en un momento de indefensión y de gran peligro, el presidente de la Asociación de Periodistas y Comunicadores 7 de Junio, Alejandro Sicairos, consideró el caso particular de la reportera de este medio como una situación grave, pues refirió que el hecho de que se dirigieran a su domicilio particular para intimidarla es muy delicado:

Quiere decir que hicieron un trabajo de seguimiento de investigación

El también periodista en la capital sinaloense alertó que los grupos delincuenciales tienen incidencia en el gremio periodístico debido a la falta de actuación del Gobierno en este tipo de antecedentes: «Se están animando con mucha frecuencia a atacar al periodismo y a los periodistas, se debe a que en los casos ya registrados el Gobierno no ha hecho nada», lamentó, además de añadir que los mecanismos que se han creado a nivel federal y estatal para la protección de periodistas «no están funcionando como debieran».

Para la coordinadora de Seguimiento de Casos de Artículo 19, Itzia Miravete, mientras menos garantías existan para la prensa, menos información llegará a la sociedad.

La representante de la asociación defensora de los derechos de libertad de expresión y acceso a la información en México consideró esta intimidación como un mensaje para inhibir y evitar que la gente siga buscando información relacionada con actividades gubernamentales.

La especialista dijo que las acciones se deben tomar por parte de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos a la Libertad de Expresión (Feadle), e investigar propiamente los hechos que calificó de preocupantes, así como a los actores.

Intimidación a periodista de EL DEBATE

Los días 12 y 13 de febrero, EL DEBATE de Los Mochis publicó una serie de trabajos sobre una obra a cargo de la Japama que puso sobre la mesa el cuestionamiento por qué desde el 2016 se detuvo una obra para reparar el deteriorado dren Zacatecas, en donde hace poco cayó un menor a un socavón y murió.

Para ello, periodistas obtuvieron información pública vía solicitudes de acceso, pero tras la publicación de los artículos una reportera de este diario fu visitada en su domicilio e intimidada por un sujeto al que desconoce y quien al retirarse salió seguido por una patrulla de la Policía Estatal, cuyo número de unidad no logró identificar.

El desconocido le exigió a la periodista los documentos con lo que sustentó su investigación, pero en todo momento le dio la espalda para no ser identificado.

Fiscalía: Inician carpeta de investigación

El fiscal general de Justicia del estado, Juan José Ríos Estavillo, se solidarizó con la reportera de EL DEBATE de Los Mochis que fue intimidada por sujetos hasta hoy no identificados.

El fiscal indicó que una de las líneas de investigación será sobre el reportaje de una institución pública que la comunicadora realizó (Japama).  En este caso —dijo— ya se inició una carpeta de investigación y se están recibiendo los testimoniales. Explicó que se está solicitando la intervención de otros organismos y que en el Poder Ejecutivo se tienen los mecanismos de protección a periodistas. También dijo que la senadora Imelda Castro está muy preocupada, por lo que le llamó.

En lo que va del año se han interpuesto tres denuncias de periodistas por recibir presuntas agresiones, reconoció. Dos de los comunicadores denunciaron la semana pasada en Ahome. Por Angelina Corral.

En esta nota: