No Usar

Intimidación "roba" la vida de la víctima

La psicoterapeuta Fernanda Ramos explica que hace que la persona solo viva para cuidar su integridad física y emocional

Por  Hugo Mora

Foto ilustrativa: Intimidación

Foto ilustrativa: Intimidación "roba" la vida de la víctima | Pixabay

Los actos de intimidación, acoso y hostigamiento contra una persona afectan considerablemente a la víctima y “roba” la vida de esta, ya que solo se dedica a cuidar su integridad física y emocional, consideró la psicoterapeuta Fernanda Ramos López.

Llega a estar bajo niveles bastantes altos de estrés, lo cual puede provocarle ansiedad, angustia e incluso padecimientos físicos por el mismo estrés al cual está sometido

Señaló que la seguridad es una necesidad básica del ser humano, y al faltar esta no se pueden lograr las demás necesidades, como las necesidades físicas, de familia y de éxito. “Eso quiere decir que si la necesidad de seguridad está siendo afectada, todo lo demás no se logrará. La seguridad es primordial en el ser humano. Si una persona no tiene seguridad, es una vida que está detenida en el proceso de conservar su vida, es una vida que está detenida”.

Ramos López señaló que un hogar irrumpido por el hostigamiento y el acoso quitaría la tranquilidad de la víctima y afectaría considerablemente la salud del individuo. “Si el lugar donde se supone que debe ser un descanso, un alivio, un hogar de amor, es irrumpido por el hostigamiento, se rompe la tranquilidad del individuo y deja de sentirse a salvo, lo cual provocaría que no se sienta bien en el trabajo ni en ningún otro lugar si en su casa no se siente a salvo”.

Recomendaciones

Señaló que lo recomendable es buscar ayuda de inmediato con los profesionales, autoridades y de personas queridas. “También se recomienda tratar de reincorporarse a la rutina lo más pronto posible bajo el cuidado de las autoridades y de las personas que te quieran, porque el cuerpo necesita su rutina, necesita sus actividades normales. Extremar precauciones es muy importante, pero regresar a nuestra vida normal después de esto es primordial para que los niveles de estrés disminuyan, que podamos adaptarnos nuevamente a nuestra vida normal”.