Periodista intimidada pide protección de Derechos Humanos

La visitadora de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en la Zona Norte, Aracely Sepúlveda, atiende a reportera de EL DEBATE y ofrece intervención

Por  El Debate

El socavón donde cayó el niño en diciembre y debió rehabilitarse en 2016.(EL DEBATE)

El socavón donde cayó el niño en diciembre y debió rehabilitarse en 2016. | EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- La periodista de EL DEBATE víctima de intimidación la mañana del miércoles 13 de febrero por un individuo que le exigía los documentos obtenidos por acceso a la información sobre obra suspendida de Japama (Junta de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Ahome) en 2016, en la que murió un niño al caer a un socavón, solicitó la intervención de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

“Creo en las bondades y protección moral y anímica de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, así como de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, para recuperar la tranquilidad en mi espacio laboral, familiar y personal, al mismo tiempo de dejar un antecedente para posibles acontecimientos no esperados”, expresó la periodista, quien se hacía acompañar de su jefa en la empresa periodística, ante la visitadora de la CEDH en la zona norte, Aracely Sepúlveda Sauceda.

Una vez que escuchó a la periodista, la representante de los Derechos Humanos explicó que la intervención de la CEDH empieza al recibir formalmente la solicitud, aunque ya había recibido la indicación directamente del titular en el estado para que se atendiera en caso de que la periodista acudiera a pedir el apoyo de la Comisión.

Aracely Sepúlveda Sauceda, visitadora de la CEDH en la zona norte. Foto: EL DEBATE

La comisionada en la zona norte del organismo protector de los derechos señaló que estará pendiente de que la investigación continúe y se llegue hasta los responsables de la intimidación.

Los hechos

En el escrito entregado a la CEDH, la periodista afectada expone los hechos, que hasta la fecha le afectan en su vida laboral, personal y familiar: “Con apego a la asistencia de los derechos individuales, solicito su intervención ante una situación que violenta y quita la tranquilidad en el desempeño de mi profesión como periodista”.

El documento especifica que el pasado miércoles 13 de febrero, poco antes de las 7:00 de la mañana, llegó una persona del sexo masculino a la puerta de su domicilio particular para pedir información sobre un tema de investigación publicado los días 12 y 13 de febrero en el periódico de circulación estatal EL DEBATE, respecto al recurso que debió aplicarse en una obra de drenaje en el bulevar Zacatecas, en Los Mochis, Sinaloa, la cual fue suspendida en dos ocasiones.

Ante la solicitud de esta persona, añade, le dijo que la información utilizada en el trabajo de investigación fue obtenida a través del portal de Acceso a Información Pública (Infomex), por lo que era pública y quien lo solicite puede también acceder a ella.

“En su insistencia, la persona, que había llegado en una camioneta blanca doble cabina y vidrios polarizados, dijo saber que la información estaba a mi nombre y pidió que para evitar problemas le entregara el material con el que contaba. Al decirle que la información estaba en la oficina del periódico, se retiró”.

En la narración de hechos, la periodista también agrega que al momento en que la persona desconocida se retiraba de su domicilio se percató que era acompañado de una patrulla con la leyenda de la Policía Estatal.

Denuncia ante Vicefiscalía

“Inmediatamente decidí dar aviso a mis superiores en EL DEBATE para posteriormente interponer una denuncia en la Vicefiscalía Regional Zona Norte, donde se abrió una carpeta de investigación, de la cual aún desconozco si existe algún resultado. Por el ejercicio de mi profesión y la situación en que se desarrolló este acontecimiento, me siento intimidada e insegura, por lo que, aun cuando desconozco el origen de este hecho, solicito se analice desde su oficina de atención a los Derechos Humanos y se considere su intervención hasta donde sea posible.”