Los Mochis

Vanely necesita 100 mil pesos para salvar su vida

No cuenta con ningún tipo de seguridad social y requiere de un remplazo de la raíz aórtica, cirugía  que no puede solventar

Por  Marisela Jolie

Vanely se encuentra hospitalizada en el Instituto Nacional de Cardiología en la Ciudad de México(ELDEBATE)

Vanely se encuentra hospitalizada en el Instituto Nacional de Cardiología en la Ciudad de México | ELDEBATE

Vanely Ruiz Heredia, de 29 años de edad, acude a la buena voluntad de la gente para sobrevivir. 

A los 12 años le diagnosticaron síndrome de Marfán, una enfermedad que afectó su vista y está poniendo en riesgo su vida. 

Es madre de tres hijos y junto a su esposo se gana la vida vendiendo carnitas en San Miguel Zapotitlán, pero debido a su padecimiento el negocio permanece cerrado.

Requiere cirugía
No cuenta con ningún tipo de seguridad social y requiere de un remplazo de la raíz aórtica, cirugía que no puede solventar. El pasado 10 de marzo se trasladó a la Ciudad de México acompañada de su esposo para ser atendida por el doctor Gerardo Vieyra Herrera en el Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez”. 

Desde el séptimo piso del hospital pide ayuda con la esperanza de reunir la cantidad que necesita para ser operada.

“Padezco un síndrome de Marfán, que me ha afectado los ojos, y tengo muy dilatada la vena aórtica, por lo que estoy necesitando una operación urgente. Me vine a la Ciudad de México, estoy hospitalizada en el Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez, el cual me ha ayudado por medio de fundaciones a reducir el costo de mi cirugía que realmente es muy costosa: cuesta más de 600 mil pesos, pero me están cobrando 110 mil pesos que yo necesito tener reunidos para que me puedan operar”, expresó.

Su madre, Blanca Patricia Ruiz Heredia, se encarga del cuidado de sus hijos, y desde su humilde hogar en el Nuevo San Miguel implora un milagro para Vanely.

“Les pedimos que nos apoyen, es algo tremendamente lo que estamos pasando. Yo trabajo vendiendo tamales, mi esposo es peluquero, no tenemos, vivimos al día. Ellos tienen su negocito, pero lo tienen cerrado. Si ella no completa esa cantidad, la van a sacar de ese hospital; había cupo hasta en septiembre, pero debido al problema tan serio que tiene le está ayudando una doctora para que la operen ya, y ella ya está en el hospital; sería muy triste, muy lamentable, que por no acompletar la cantidad, nos la regresen”.

Para Vanely y su familia ha sido muy difícil costear los gastos que implica su hospitalización tan lejos de su hogar. Su esposo, Esaú Gil Barraza, duerme en un en un albergue y solo puede entrar a verla una hora y media al día. 

“Me dice ella: ‘mamá, por cinco días que tengo aquí me están cobrando 10 mil pesos de hospitalización’. Entonces empezamos a buscarle, con la familia, con shower médicos, con boteos, pero todavía nos falta para completar, y ella desde allá está pidiendo la ayuda, desde el hospital. Ella le echa muchas ganas, sí llora, así como yo también lloro a ratos, pero le está echando muchas ganas por sus hijos, y está pidiendo ayuda por todos rumbos. Dice: ‘mamá, yo me siento en una silla a pedir ayuda’, y mucha gente la ha estado apoyando”, externó su madre.

Anhela sobrevivir
El tiempo no se detiene, pero Vanely no pierde la fe de conmover corazones para que la ayuda llegue a su vida. Anhela sobrevivir para poder reencontrarse una vez más con su familia que tanto ama y la espera en casa.

“Necesito de manera urgente esta operación, tengo a mis tres pequeños, uno es recién nacido de 40 días. Realmente les pido su apoyo, ojalá puedan ayudarme. Dios se los pague y les bendiga.”

Hace algunos años, Vanely perdió la vista en uno de sus ojos a consecuencia de esta enfermedad.

Si usted desea apoyar a Vanely, puede comunicarse al número 66-81-50-97-90 con la señora Blanca Patricia Ruiz Heredia.

Y realizar su aportación económica al número de cuenta Banamex 5256-7823-4605-4599.

LOS DATOS

Traslado
El pasado 10 de marzo se trasladó a la Ciudad de México acompañada de su esposo para ser atendida por el doctor Gerardo Vieyra Herrera en el Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez”.

"Deben operarla de manera urgente"

Es una enfermedad que afecta varios órganos, principalmente los ojos, el corazón y el sistema musculoesquelético

El síndrome de Marfán es una enfermedad que afecta varios órganos, principalmente los ojos, el corazón y el sistema musculoesquelético, y no es curable.

El problema original se da en los tejidos conectivos, en todo lo relacionado a las fibras elásticas, puntualizó Alfredo Gutiérrez Angulo, cardiólogo egresado del Instituto Nacional de Cardiología y uno de los médicos de Vanely en Los Mochis.

No tiene cura
El especialista señaló que los pacientes con síndrome de Marfán tienen una hiperelasticidad y sufren deformaciones: son muy delgados y tienen brazos y piernas muy largas.  

“Es un defecto hereditario de una proteína que se llama fibrilina, que está codificada por el gen FBN1 del cromosoma 15, y eso hace que las fibras sean más elásticas”.

Asimismo, destacó que hace algunos años Vanely perdió la vista en uno de sus ojos a consecuencia de esta enfermedad. “Como también hay fibras en los ojos, hay luxación del cristalino, empiezan con alteraciones visuales y cuando acuden con el oftalmólogo, le realizan el diagnóstico”.

Refirió que los aneurismas son una de las principales causas de muerte en este tipo de pacientes.

“Afecta todo lo que tenga tejido conectivo, como la aorta, hace que sea más elástica y que por la presión, a través de los años pueda dilatarse, es como una bomba que se infla y puede reventarse. Es lo que le ocurre a Vanely”, destacó.

Por eso, resaltó la importancia de realizarle a Vanely una cirugía de remplazo de la válvula aórtica y de la aorta de manera urgente.

“Se coloca un tubo valvado para remplazar la aorta y la válvula aórtica. El paciente que no se opera, desafortunadamente se muere, se le revienta la aorta; se le llama ruptura del aneurisma, es muerte súbita; por eso una vez detectado el aneurisma debe operarse”.

Además de los problemas cardiovasculares, los pacientes con síndrome de Marfán están propensos a padecer problemas en los pulmones y en la columna.

“Estos pacientes deben estar en revisiones periódicas con su médico cardiólogo, se debe realizar constantemente radiografías de tórax, ultrasonido del corazón, ecocardiogramas para detectar a tiempo cuando va iniciando el aneurisma para poder operar de manera oportuna”.

Cabe mencionar que una de cada cinco mil personas en el mundo padecen esta enfermedad.

“Es una enfermedad de penetrancia variable, algunos pueden tener un Marfán leve y otros severo. Hay muchas personas con este síndrome, pero con una expresión más leve sin manifestaciones cardiológicas”, finalizó.

Alfredo Gutiérrez Angulo, Cardiólogo/Foto:ELDEBATE