No Usar

Negro el panorama agrícola en el Valle del Carrizo

Más de 20 mil hectáreas de cultivos afectados por las fuertes inundaciones de septiembre en el Distrito de Riego 076

Por  Hugo Mora

El cultivo del soya fue devastado por la creciente que se presentó por las intensas lluvias.(EL DEBATE)

El cultivo del soya fue devastado por la creciente que se presentó por las intensas lluvias. | EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Más de 20 mil hectáreas de cultivos, de las 45 mil que se siembran en el Valle del Carrizo, fueron afectadas con las lluvias e inundaciones, lo que afectó la temporada de siembra. 

Los productores visualizan un negro panorama debido a que los caminos continúan totalmente colapsados y muchas tierras están trastocadas por las inundaciones. El 15 de noviembre ya debería estarse sembrando el trigo, por ejemplo.

“Será negro el panorama para el Valle del Carrizo, es demasiado el problema. Se necesita mucha maquinaria e infraestructura para establecer el cultivo de otoño-invierno, si no no podremos salvar el cultivo que es el bueno. Sólo en soya y ajonjolí son más de 12 mil  400 echadas a perder”, señaló el presidente de la Unión de Productores Agrícolas y Ganaderos del Valle del Carrizo, Baltazar Hernández Encinas. 

Afectación 

Señaló que los módulos más afectados fueron el 3 y el 4 pertenecientes al Distrito de Riego 076 (que tienen 22 mil hectáreas), en los cuales sus tierras presentaron erosión, esquismos  y cañajote, por lo que será una dificultad para poder volver a sembrar y que la producción sea buena para la venta. “Con todo esto el grano sale manchado, con hongo y eso la industria no lo quiere, es un problema muy grave, y si no hay respuesta de las autoridades esta temporada tendremos un negro panorama para el Valle del Carrizo. Es demasiado el problema que tenemos y que no sabemos cómo afrontar”, señaló Hernández Encinas.

La infraestructura hidroagrícola está colapsada, lo que repercute en los trabajos de agricultura en el Valle del Carrizo. Foto: EL DEBATE

De igual forma, el presidente de  la Unión de Productores Agrícolas y Ganaderos del Valle del Carrizo mencionó que ya se envió una solicitud a las autoridades para atender la situación de los productores de esta zona a la Aseguradora Agropecuaria Mexicana (Agroasemex) para que apoyen a los productores con cultivos afectados; sin embargo, no se ha tenido una respuesta adecuada. “Para Agroasemex no significaba tanto dinero pagarnos, ya que ellos tienen más de cinco mil hectáreas aseguradas en el Valle del Carrizo, (nosotros) tenemos tanto tiempo pagándole primas, y ellos deberían responder de una manera rápida para que se acrediten más”, señaló Baltazar Hernández Encinas. 

Agregó que lo que se necesita es más maquinaria para establecer a tiempo el cultivo de la temporada otoño-invierno, y si no se hiciera esto no se podría salvar la cosecha. 

“Aquí se necesita una orden ejecutiva, aquí con los seguros locales no se va a conseguir nada. Se necesita que el gobernador hable con Hacienda o con el presidente para que nos ayuden. Aquí no se necesitan juntas. Se necesitan soluciones inmediatas”. 

Los accesos al Valle del Carrizo están devastados. Foto: EL DEBATE

Por último, externó la preocupación por no poder pagar el crédito agropecuario, ya que de no haber suficiente producción entrarán a cartera vencida, lo que golpea aún más a las familias que se dedican a la agricultura. “La producción no va a dar lo que iban a dar las tierras.

Muchas incluso tuvieron pérdidas totales, la producción se va de pique, y nosotros necesitamos tener dinero para pagar el avío, y si no lo hacemos quedará en cartera vencida y esa es otra preocupación más grande que tendremos que afrontar”, finalizó Baltazar Hernández. 

Tristeza 

El productor de soya Alfredo Paredes Villalobo, del módulo 4,  externó su tristeza e impotencia de ver las tierras que trabaja totalmente trastornadas y deshechas. “Es muy lamentable lo que sucede con nuestros campos, con nuestras tierras, no podemos trabajar en ella porque la infraestructura está pésima. Estamos muy molestos en este Valle porque no vemos que en más de 15 días le hayan puesto mano a la infraestructura”.

El ajonjolí de temporal se está cosechando de forma rápida, pero a decir de los productores este no presentó las expectativas que se tenían, por lo que piden apoyo del gobierno. Foto: EL DEBATE

El productor señaló que en el Valle del Carrizo ya se debió haber empezado a regar; sin embargo, debido a que los caminos están destrozados y la infraestructura caída, les ha impedido empezar a sembrar. “No sabemos qué vaya a pasar con esto. El ciclo ya lo tenemos encima. La infraestructura está devastada, canales de llamada destrozado y hechos pedazos. No sabemos en qué vaya a parar todo esto, es nuestro trabajo y es con lo que sobrevivimos”, señaló.

Seguro de Conagua

Por su parte, el director de Infraestructura Hidroagrícola de Cuenca Pacífico Norte de la Comisión Nacional del Agua, José Abraham González Gastélum, señaló que el seguro hidroagrícola con el que cuenta Conagua abarcará las hectáreas del Distrito 075 y el Distrito 076, este del Valle del Carrizo, que  fue el más afectado. 

Ahí se están realizando más de 500 valoraciones y expidiéndose certificados a las empresas que se encuentran trabajando en los seguros. “Quisiéramos que esto se desdoblara con más fuerza de trabajo y estamos en eso, en el Valle del Carrizo se encuentra el equipo completo en el dique El Metate, que surte agua a más de 25 mil hectáreas en este sector, como también 6 puentes y estructuras que se colapsaron completamente. El Valle tiene muy poca comunicación, aunado a que se tiene una cosecha de soya, por lo que se entiende la premura de los usuarios”. 

Asimismo, confirmó que la infraestructura de los módulos afectados también serán beneficiados en el seguro de Conagua. “Nosotros tenemos en El Carrizo reportadas más de 500 acciones, el cual lleva los procesos topográficos, entre otros, ahí se avanzó en el barrido de campo con 8 frentes de trabajo durante dos semanas, llevamos 30% de avance en el gabinete de la aseguradora para dar de alta esto”, agregó González Gastélum. 

La quema de soca se está agudizando para poder dar un terreno apto para la agricultura y quemar las posibles plagas que se puedan presentar en las tierras agrícolas. Foto: EL DEBATE

Por último, señaló que la población debe tener confianza en los trabajos que realiza Conagua y que en los próximos días se redoblarán los refuerzos para que se restablezca el sector agrícola en el Valle del Carrizo. “Todas las funciones están trabajando para darle seguridad a esto”. 

Aplauden apoyo

Algunos productores aplaudieron de que Conagua haya prometido que se canalizarán 80 millones de pesos para rehabilitar los daños que ocasionó la devastación hidroagrícola, pero que sea lo más pronto posible.

Devastada la red hidroagrícola del Valle del Carrizo

La red hidroagrícola del Distrito de Riego 076 Valle del Carrizo se encuentra totalmente devastada por las torrenciales lluvias que se presentaron a mediados de septiembre, afirmó ayer Juan Enrique Labastida Ochoa.

La producción de ajonjolí no fue tan buena en comparación a otros años debido a las inundaciones que se presentaron. Foto: EL DEBATE

El presidente de la Red Mayor del Valle del Carrizo dijo que los problemas se enfrentan en todas las zonas de producción, pero particularmente en las inmediaciones de los Módulos de Riego Número 3 y Número  4, donde se dedican a la producción alrededor de 22 mil hectáreas de los principales cultivos de la temporada.

Indicó que los problemas en estos dos módulos son particularmente complicados porque no tienen conducción del agua, a diferencia de la situación que enfrentan los módulos No. 1 y 2, que también tienen problemas de conducción interna, como son canales colapsados, drenes tapados, pero de menor magnitud, respecto a los daños que se presentan en el 3 y el 4.

Algunos productores aprovecharon el empleo temporal que les ofreció el gobierno temporal por la contingencia de inundación que se presentó. Foto: EL DEBATE

Precisó que sin lugar a dudas las mayores afectaciones resentidas en el Valle del Carrizo por las históricas lluvias fue el rompimiento del dique El Metate, por ser una arteria vital para la distribución del agua en este valle, el cual propició que se fuera toda esta agua por el colector y saliera a la altura del Poblado 6 e hiciera todas las afectaciones que se registraron.

Insistió en que este fue el daño más grande, pero de ahí también se tienen casos de canales tapados, drenes azolvados y demás infraestructura que requiere repararse.