La calle Degollado parece campo minado tras lluvias

Vecinos de Residencial Deportiva solicitan audiencia con el presidente municipal a fin de gestionar la reparación del tramo dañado

Por  María de Jesús Estrada

Vecinos tapan los enormes hoyos con tierra del lodo que despegan del pavimento.(Carlos Paulino Fonseca/ EL DEBATE)

Vecinos tapan los enormes hoyos con tierra del lodo que despegan del pavimento. | Carlos Paulino Fonseca/ EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Como conducir sobre un campo minado, donde no sólo se pone en riesgo el vehículo en que se transporta, sino también la integridad física, se encuentra la calle Degollado desde el bulevar 10 de Mayo hasta Fuente de Teseo.

Los enormes hoyos en este tramo pavimentado surgieron después de las lluvias, y no es porque sea un sector bajo o inundable, sino porque sirve como arroyo para recibir el agua que las autoridades sacan con motobombas desde el sector Magisterial, denunció Carlos Patiño Burgos, habitante de este sector.

“Las autoridades cerraron una parte de la calle por el mal estado en que quedó en lugar de arreglarla”, dijo, al mismo tiempo que exigió una audiencia con el presidente municipal Manuel Urquijo Beltrán para exponer el problema.

Consideró injusto que las autoridades perjudiquen este sector por brindar apoyo de desagüe a la colonia Magisterial durante las lluvias, pero sobre todo, dijo, es más injusto que las autoridades no midan las consecuencias o mínimamente se le brinde atención.

Tapan un hoyo para destapar otro, y sabemos que están por terminar pero no pueden dejarnos así, con hoyos que perjudican el acceso a nuestras viviendas, mencionó.

Calle cerrada. A fin de evitar la circulación por este tramo en mal estado, las autoridades limitaron el paso en 10 de Mayo y Degollado. Foto: Carlos Paulino Fonseca/ EL DEBATE

Pérdidas económicas

Por su parte, Juan Carlos Guerrero Soto, quien tiene un negocio de mariscos establecido en este sector, asegura que este problema golpeó fuertemente su economía, pues desde las lluvias registradas el pasado 20 y 21 de septiembre no ha podido abrir, mucho menos, dijo, ahora que las autoridades limitaron la circulación por esa calle.

“Parece que estamos en un pueblo antiguo. El pavimento desapareció entre el lodo podrido después de que sirvió como receptor de toda el agua de lluvia y drenaje de la Magisterial y de todas partes (como el estadio)”, explicó mientras raspa el pavimento con una pala para despegar el lodo, que a su vez sirve para tapar los baches.

Aseguró que con recursos propios ha logrado tapar algunos baches, pero es imposible cubrirlos todos, mucho menos sin apoyo de las autoridades.

Baches. Enormes hoyos se ubican en todo el tramo de la calle Degollado, desde el bulevar 10 de Mayo a Fuente de Teseo. Foto: Carlos Paulino Fonseca/ EL DEBATE