Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Los Mochis

Sufre diabetes entre 25 y 30 % de los ahomenses

Sólo en la unidad médica familiar de esta ciudad se cuenta con 9, 136 pacientes con diabetes, sin contar clínicas particulares y públicas

Por: Hugo Mora

Sufre diabetes entre 25 y 30 % de los ahomenses(EL DEBATE)

Sufre diabetes entre 25 y 30 % de los ahomenses | EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Con un alto índice de obesidad y sobrepeso, la diabetes es una de las enfermedades crónicas emergentes más importantes en nuestro país que  afectan a niños, personas adultas y pacientes con un gen diabetógeno, consideró el director de la Unidad Médica Familiar del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) número 37, Federico Arturo Félix Méndez.

Señaló que el municipio de Ahome se encuentra en la media nacional. El 25 y 30 por ciento de la población sufre diabetes. Es muy importante que los pacientes se detecten la enfermedad a tiempo; sin embargo, la mayoría no van a consulta hasta que ya tienen los padecimientos. 

“Desafortunadamente nosotros tenemos más pacientes que vienen a curarse que los que vienen a detectarse una enfermedad. Quisiéramos que los consultorios de medicina preventiva estuvieran llenos y los de curativa estuvieran vacíos, pero estamos al revés. Casi todos nuestros pacientes tienen el mismo perfil: sobrepeso, obesidad, diabetes, hipertensión”, agregó Félix Méndez. 

Destacó que estas situaciones son ocasionadas por el sedentarismo, que van de la mano con las nuevas tecnologías,  así como el no practicar ningún ejercicio, tener malos hábitos alimenticios y el comer más de lo que ocupamos, diversos patógenos que pueden desarrollar diabetes.

De igual forma, mencionó que México continúa en el segundo lugar a nivel nacional en obesidad, por debajo de Estados Unidos.

“En la diabetes puede haber complicaciones crónicas y complicaciones agudas. Dentro de las complicaciones crónicas tenemos la insuficiencia renal-crónica, en la que nuestros pacientes cumplen un mayor número. Tenemos la ceguera, la neuropatía, entre otras; de las agudas podemos tener entre la diabetes tipo dos, que puede ser un coma que puede condicionar la muerte al paciente, o una acetiosis diabética, que son los pacientes dependientes a la insulina”, señaló el director de la UMF 37 en Los Mochis. 

Posteriormente, el funcionario del IMSS explicó que los pacientes usan la insulina como último recurso, que es cuando ya se sienten muy mal, lo cual no debe ser así sino usarla desde el principio y cambiar radicalmente su estilo de vida para que haya beneficios en su salud.

“La insulina que hoy se utiliza no es la misma que se descubrió hace 50 años. Las tendencias actuales en diabetes tendrían que ir hacia la insulinización temprana de los pacientes, pero con un cambio en el estilo de vida, de nada sirve que le pongas insulina a un paciente a temprana edad si no cambia su estilo de vida; la insulina se está usando como la última opción de los pacientes, y lo que complica la salud es la diabetes, no la insulina”. 

La diabetes se puede detectar con un examen de sangre. Foto: Pixabay

Orinar varias veces por la noche, principal síntoma de la diabetes

El doctor Félix Méndez explicó que uno de los principales síntomas e inicios de la diabetes es levantarse muchas veces durante la noche, esto debido a que los niveles de azúcar en la sangre ya rompieron el umbral licémico cuando estos deben estar normalmente entre 70 y 100 miligramos por decilitro y esto es algo que debe llamar la atención en el paciente.

“Cuando el paciente ya orina mucho, come mucho, le da mucha sed y perdió peso ya no necesita venir al médico. La esposa, el vecino o el compadre le dirá que tiene diabetes, y es importante iniciar el tratamiento de inmediato”. 

La luna de miel diabética

Señaló que uno de los mitos de la diabetes es que es curable, lo cual es falso. Los pacientes al ver que a los tres meses ya se sienten bien dejan de ir al médico, y esto es conocido como “la luna de miel”.

“Cuando se le hace el diagnóstico habitualmente el paciente se asusta, pero luego se da cuenta que su mamá, que su papá, que su amigo también es diabético y no se cuida, y no les pasa nada según ellos y es cuando nosotros empezamos a tener problemas; la enfermedad cursa por algo que nosotros le llamamos ‘la luna de miel’, esto sucede cuando el paciente inicia el tratamiento: al mes el paciente ha mejorado y a los tres meses el paciente está bien. Al año, el paciente sigue saliendo bien y entonces es cuando dice que ‘el médico se equivocó y que él no era diabético’, suspende el tratamiento y cuando regresa ya no será con una pastillita ni con dos, ni con una dosis de insulina, y eso ya se habrá salido del control de los médicos”. 

Malos hábitos

Por su parte, la nutrióloga  Mariel Arámbula Cruz señaló que la diabetes es a nivel  fisiológico o fisiopatológico. Es una alteración de la glucosa que está en el plasma que nosotros conocemos como el azúcar, por lo que es fundamental que si una persona tiene diabetes acuda también al nutriólogo, el cual lo guiará con una sana alimentación y recomendaciones.

Cuando hablamos de diabetes no solo hablamos de glucosa elevada en la sangre, tenemos que hablar de riesgo coronario, de discapacidad e imputaciones. No sólo es traer un alto parámetro bioquímico, señaló. 

De igual forma, exhortó a la población a concientizarse en cuestión de salud y acudir al médico a realizarse chequeos, y no cuando la enfermedad ya está establecida.

“Tenemos que ir por chequeo una vez al año, una vez al mes, acudir por voluntad propia. Si nosotros tuviéramos esta cultura de prevención en cuanto a consultas, muchos problemas se detectaran a tiempo; la segunda recomendación si todo sale bien es seguir con el estilo de vida que estamos haciendo, y si algo sucede mal, no asustarnos, tomar las acciones en lo que está pasando y cambiar a un estilo de vida saludable”. 

Diabetes mellitus en el embarazo ha incrementado

De acuerdo a la Secretaría de Salud, la prevalencia de la diabetes mellitus en el embarazo se ha incrementado en todo el mundo en los últimos años. 

En el 2010, la Asociación Internacional de Grupos de Estudio de Diabetes y Embarazo (IADPSG) mostró que aplicando estudios y criterios estrictos de diagnóstico, el 20% de las pacientes embarazadas podrían estar cursando con diabetes gestional.

En 2015, el Instituto Nacional para la Salud y Excelencia en la Atención (NICE) publicó que el 87.5 % de los casos de diabetes mellitus en el embarazo se deben a la presencia de diabetes gestacional, el 7.5 % a diabetes mellitus tipo 1 y 5 % a diabetes mellitus tipo 2. 

En México, la información disponible no es suficiente para medir la prevalencia nacional de diabetes gestacional, pero se estima que varía entre 10 y 12 %, según los criterios que se utilicen para hacer el diagnóstico. La Asociación Internacional de Grupos de Diabetes y Embarazo estima que la prevalencia podría ser de hasta el 30 %.

De igual forma, la Secretaría de Salud señala que el 47 % de las mujeres latinas con antecedente de diabetes gestional desarrollan diabetes mellitus tipo 2 a los cinco años de seguimiento y en general tienen un riesgo siete veces mayor de desarrollar este tipo de diabetes. 

En esta nota: