Invasores denuncian desalojos con personas armadas

Piden a las autoridades que se tomen cartas en el asunto, ya que consideran grave que se estén dando este tipo de amenazas para que dejen las viviendas 

Por  Adrián López

Denuncian que las amenazas se está dando por calle Ébano de Las Flores 2.(Jorge Cota/ EL DEBATE)

Denuncian que las amenazas se está dando por calle Ébano de Las Flores 2. | Jorge Cota/ EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Se están presentando inmobiliarias junto con gente armada para amedrentar a las personas para que se salgan de las viviendas, informó Juan Soltero, dirigente de Central Unitaria de Vivienda del Estado de Sinaloa, A.C.

Agregó que estas acciones se empezaron a presentar de manera muy fuerte en el transcurso del cambio de poderes en Ahome. 

Hacemos esta denuncia porque son señoras mayores de 70 años que están siendo amenazadas con gente armada. Esto está sucediendo en el fraccionamiento Los Ángeles y Las Flores 2, dijo. 

Manifestó que hacen la petición a las autoridades del municipio para que investiguen este tipo de situaciones, ya que consideran grave que se estén presentando este tipo de amenazas.

“Nosotros lo estamos asociando de cierta manera que en el periodo de las dos administraciones pasadas, que más o menos se identificaban con el mismo grupo de poder, ellos compraban subastas y ellos compraron casas en subastas”, dijo.

Agregó que la semana pasada le pidieron al secretario del Ayuntamiento que libere la lista de las casas que se compraron.

Los precaristas pusieron la denuncia a este medio. Foto: EL DEBATE

Testimonio

La señora Olvia Sarmiento Olguín, invasora de Las Flores 2, comentó que personas armadas llegaron a la casa con ubicación en calle Ébano, donde llegaron hombres que se identificaron como licenciados y les mostraron un arma al mismo tiempo que les pedían que desalojaran la vivienda. 

“Le pedimos a las personas que llegaron a la vivienda que nos mostraran papeles que si iban de parte de una inmobiliaria, porque uno de ellos nos decía que la vivienda era de él, que él la había comprado. Y yo le pedí los papales de la inmobiliaria que le vendió. Me dijo que no podía darme el nombre de la inmobiliaria y nos pidió que desalojáramos por las buenas o por las malas”, expuso. 

Agregó que en ese instante su hijo le hizo señas de que callara porque uno de ellos le enseñó la pistola.

“Mi hijo me hizo señas de que me callara porque a él le enseñaron la pistola. Entonces me dijo: mamá hay que entregarla. Yo le dije por qué así sin ningún documento que conste que es de su propiedad. Miré que mi hijo estaba asustado, y dije ni modo, hay que entregarla. A los cuatro días también le llegaron a mi ahijado, que está en otra casa y también le enseñaron la pistola y le dijeron que lo iban a levantar si no les entregaba la casa”, denunció.

Asimismo, Guillermina Morales, otra precarista del fraccionamiento Los Ángeles, comentó que en dos ocasiones la han molestado.