Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Los Mochis

Familias narran escape del incendio que los dejó sin nada

Cuatro viviendas de lámina y de cartón fueron consumidas por un voraz incendio; cuando llegaron los bomberos nada se podía rescatar: el fuego había reducido todo a cenizas

Avatar del

Por: Marisela Jolie

Cuatro viviendas fueron consumidas por el fuego en la colonia Diana Laura.(Carlos Paulino Fonseca/ EL DEBATE)

Cuatro viviendas fueron consumidas por el fuego en la colonia Diana Laura. | Carlos Paulino Fonseca/ EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Los vecinos de la calle Sifón en la colonia Diana Laura jamás olvidarán la madrugada del cuatro de noviembre. Cuatro viviendas de lámina y de cartón fueron consumidas por un voraz incendio.

En instantes, familias enteras lo perdieron todo. Las llamas devoraron lo que encontraron a su paso: muebles, aparatos, ropa, calzado, alimentos y documentos. 

Una de las familias afectadas fue la de doña Cruz Leal Polanco, de 58 años. Ella y su hijo Antonio se quedaron solo con la ropa que traían puesta.

Lo perdieron todo

“Todo, estufa, refrigerador, cama, ropero, todo se me quemó, hasta la ropa. ¿Con qué se quedó? Con lo que tengo puesto. ¿Nada más, igual su hijo? También. ¿Es la única ropa que tienen? Sí. ¿Y los zapatos que traen es lo único? Sí, nomás”, expresó doña Cruz con nostalgia.

Ellos se mantienen con el sueldo de su hijo que trabaja como ayudante de albañil y de la pensión de su difunto esposo. Estaban dormidos cuando inició el incendio. 

Un vecino les avisó

“Un vecino nos avisó. Nos dijo ‘Cruz, Cruz, se está quemando una casa’, y entonces mi hijo se levantó. ‘Doña Cruz, sálgase porque se está quemando la casa de enseguida’, dijo.” 

Sin hogar. Cuando Miguel Ángel Longoria escuchó los gritos de auxilio de sus vecinos, salió corriendo y su casa desapareció. Carlos Paulino Fonseca/EL DEBATE

Salieron a tiempo

Salvaron sus vidas porque lograron salir a tiempo. “Bien triste, me sentí, pero lo importante es la vida, como dice la gente”. ¿Fue difícil para usted, de repente voltear y ver las llamas consumiendo todo? “Sí, es muy triste mirar la casa ardiendo”, refirió mientras lloraba.

Su hogar se esfumó ante sus ojos, vieron al fuego consumir sus años de trabajo y esfuerzo. ¿Qué necesitan? “Madera para empezar a hacer mi cuarto, comida, despensa, agua, ropa, calzado; lo que la gente nos quiera mandar para acá será bien recibido”, finalizó.

Su bebé salvó sus vidas

A Rosa Isela Cruz Castillo la salvó el llanto de su hija. La pequeña lloró por leche y su madre la cargó en brazos para ir por una lata a casa de su hijo a unas cuadras de distancia. Eran las cinco de la mañana.

“Cuando yo venía con la lata de leche, miré el fuego ya arriba y me espanté, porque pensé ‘¿y si no me hubiera llevado a la niña?’, y pues ya la verdad no se podía hacer nada, ya estaba todo encendido; lo único que hice fue que me quedé parada y me puse a llorar, porque, dije yo, con sacrificios me dieron mis cositas y ahí quedaron”, destacó.

Doña Cruz y su hijo Antonio se quedaron solo con la ropa que traían puesta. Salvaron sus vidas porque salieron a tiempo. Foto: Carlos Paulino Fonseca/EL DEBATE

No tenían agua

En la colonia Diana Laura, una de las más vulnerables de Los Mochis, no tenían agua para sofocar las llamas. 

“Cuando llegaron los bomberos nada se podía rescatar: el fuego había reducido todo a cenizas. Como aquí no hay agua y había muchas láminas nuevas y todo era de madera, todo fue bien rápido, todo se encendió muy rápido, y como le dijo el señor, cuando llegaron los bomberos ya estaba quemándose la última casa, ya no había nada que rescatar, y no nos podíamos meter porque ya estaban explotando los cilindros, se escuchaba todo”, puntualizó.

No pudo hacer nada

Cuando Miguel Ángel Longoria escuchó los gritos de auxilio de sus vecinos salió corriendo, su casa también desapareció. Trabaja como cargador en la Yarda para mantener a su familia. 

“Corrí, me puse los zapatos así como andaba, me puse los zapatos sin nada, así me vine y no alcancé a sacar nada de todas maneras. El carro se me quemó la pura cola, ahí lo tenía adentro. Yo quise sacar una poca de ropa, pero no pude, me quemé todo. El carro lo saqué porque estaba aquí en la pura entrada y siempre se alcanzó a quemar la cola”, exclamó.

Desconocen la causa

Hasta el momento se desconoce la causa que ocasionó el voraz incendio que consumió las cuatro viviendas con muchos años de trabajo en su interior. Estas familias necesitan ayuda para recuperarse, esta lamentable tragedia los dejó sin nada.

Si desea ayudarlas puede comunicarse a los números 6681 90 25 58 con la señora María del Pilar Aguilar Leal y al 6681 87 24 95 con el señor José Cota.

El municipio ayudará a las familias afectadas

El municipio, a través de la Dirección de Participación Ciudadana, atenderá las necesidades de las familias que el pasado domingo perdieron su casa a consecuencia de un incendio en la colonia Diana Laura.

Así lo confirmó el alcalde Manuel Guillermo Chapman Moreno, quien precisó que desde el primero momento de la contingencia se tuvo contacto con los afectados a fin de estrechar lazos y ver sus necesidades.

“El mismo domingo fueron a levantar un censo. El responsable del área de Participación, Etanislao (del Moral), está atendiendo personalmente a las familias que sufrieron los siniestros en ambas colonias”.

En esta nota: