No Usar

"Reflexiones a nuestra ciudad centenaria Los Mochis"

Lector de EL DEBATE comparte algunas reflexiones sobre la historia y los cambios de la ciudad

Por  El Debate

Los Mochis, Sinaloa.(EL DEBATE)

Los Mochis, Sinaloa. | EL DEBATE

Carta a la redacción

Por Rubén García Barrón

1° Siempre me he preguntado por qué a un canal o dren que años antes se construyó retirado del centro urbano para desfogue de aguas negras de la Ciudad e industrias aledañas, lo bautizaron con el nombre de un héroe histórico de nuestro México, Lic. Benito Juárez. Este honroso nombre del Benemérito de las Américas es para perpetuarlo en ciudades, calles, escuelas u organizaciones sociales en general, etc.

2° A nuestra joven ciudad la embellecen una infinidad de palmeras distribuidas armoniosamente por todo el sector urbano. 

Según historiadores, fue inquietud de un gran hombre: Don Benjamín F. Johnston, que hoy admiramos y recordamos como un ejemplo. Son un atractivo admirable. Si nuestras autoridades elaboraran una iniciativa de reforestación y plantación de nuevas palmeras realzarían aún más a nuestra ciudad, LA MÁS BELLA DEL MUNDO. La sociedad colaborarían con gran amor, podríamos llamarle LOS MOCHIS, SINALOA, CIUDAD PALMERAS.

3° Cincuenta y tantos años atrás, cuando llegué a lo que actual es una gran ciudad, una de las principales calles, poseía muy merecido por nombre Benjamín Francis Johnston.

Quitarle el nombre fue el absurdo más injusto e incongruente en todos los principios. El envanecimiento, ignorancia y orgullo de poder de las autoridades de ese tiempo se impusieron a la voluntad de un pueblo que reprobó aberrante acción. El legado que nos dejó Don Benjamín es digno de recordarlo. Joven visionario que con carácter y tenacidad fundó el alma y corazón de lo que hoy es nuestra gran ciudad. La fábrica de azúcar fue el alimento indiscutible para hacer crecer lo que entonces era una ínsula ya habitada por cientos de familias y pobladores indígenas.

4° Hojeando en una autoría, libro que nos legó en vida Don Evaristo Fregoso Ureña, Cronista Vitalicio + investigador impecable, a igual que el Dr. Roberto Gastélum Orejel. Don Evaristo nos enumera varios personajes estadounidenses que dieron vida al llegar y establecerse en la región. Señala, entre otros, a dos hombres como evidentes, diligentes e inquietos padres del desarrollo de nuestra ciudad.

Albert Kimsey Owen, un soñador utópico (semblanza aparte) y Don Benjamín Francis Johnston, fundador de un emporio.

Las personas que dieron vida a nuestra región, reconocidos por la historia aún fresca, merecen por su denuedo, perpetuar su nombre, al igual que historiadores y personajes sobresalientes que han contribuido para hacer de Los Mochis, LA CIUDAD MAS BELLA DEL MUNDO.

¡Las generaciones del mañana os agradecerán!