Síndica procuradora denuncia al alcalde Billy Chapman

Pide protección policial del Gobierno del Estado porque no confía en los agentes del municipio

Por  El Debate

La síndica procuradora, Angelina Valenzuela Benites, y el alcalde de Ahome, Guillermo Chapman.(EL DEBATE)

La síndica procuradora, Angelina Valenzuela Benites, y el alcalde de Ahome, Guillermo Chapman. | EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- La síndica procuradora del municipio de Ahome, Angelina Valenzuela Benites, interpuso denuncia /querella contra el presidente municipal Manuel Guillermo Chapman Moreno, por amenazas e intimidación desde que asumieron el cargo el 1 de noviembre.

De acuerdo con el documento presentado en la Dirección de Carpetas de Investigación de la Fiscalía del Estado, del cual El Debate tiene copia, la funcionaria municipal se presentó ante ellos por sentirse hostigada por guardias en carros con vidrios oscuros frente a su casa y en el trayecto desde su domicilio hasta el Palacio Municipal.

Según la narración de hechos, desde el 30 de octubre ha sentido el desprecio del alcalde Billy Chapman, incluso no la saludó el día de la toma de protesta.

El día primero de noviembre, al querer tener una reunión con él, se presentaron el director de Seguridad Pública, Juan Francisco Fierro, así como el tesorero, Jaime Beltrán, y el secretario del Ayuntamiento, Andrés Estrada. Ahí le dejaron muy claro que el presidente municipal Billy Chapman era el jefe político y el que mandaba.

Me dijeron que me atuviera a las consecuencias. No podía creer lo que me estaba pasando.

“Al empezar  la reunión toma la palabra él (presidente municipal) y me dice que él es el jefe político, jurídico, la cabeza de todo y que en el municipio se iba a hacer lo que él mandaba, le toma la palabra el tesorero municipal de nombre José Jaime Beltrán Armenta, y me dice que él me puso, o sea el presidente decidió que fueras tú, y yo le hice una moción de su comentario diciéndole que no fue así, que yo entré por el partido Morena y que las reglas eran que si el candidato a la presidencia era del partido PT,  la síndica le correspondía al partido Morena y que la decisión la tomaran las autoridades del partido Morena en el estado, en eso me refiero al presidente pidiéndole que necesitaba que renunciara el contralor interno y él me indicó que por negociaciones él no iba a renunciar, aunque ese espacio nada más lo proponga yo por ser parte de mi estructura. Me volvió a manifestar que él mandaba y que si seguía me atuviera a las consecuencias.

Llévate de tarea mis palabras en tu cabeza. Yo soy quien tiene el poder, quien manda en el municipio y si no caminas pues atente que algo malo te puede pasar a ti o a algún miembro de tu familia. Recuerda que tienes esposo e hijos”.

“Asimismo, a tus colaboradores más cercanos de trabajo, y voltea el director de Seguridad Pública de nombre Juan Francisco Fierro Gaxiola, y con su cabeza diciendo sí reafirma lo que el presidente me dijo, intimidándome, yo de verdad no podía creer lo que me estaban diciendo y pasando, pues decido levantarme. Mi (secretario) particular Luis Alberto Gil Ledezma y yo para retirarme de la reunión y agradeciendo la atención de parte de él”.

"Cuando salí no podía creer lo que estaba sucediendo, la ficción está superando la realidad. Lloré de impotencia y temor por las amenazas hacia mi inseguridad y preocupación que nos puede suceder algo”, por lo que solicito que se investigue y se me otorgue seguridad policiaca personal, pero de la policía del estado, no del municipio", agrega el documento.

Declaró que desde ahí se ha sentido intimidada porque le dijeron que se cuidara, que no declarara en los medios de comunicación.

El 24 de noviembre la llamaron a otra reunión, una vez que se publicó en los medios su rivalidad por las declaraciones de los medios. Ahí se declararon la guerra y que se verían en los tribunales porque le dio facultades al Jurídico que son de ella como síndica procuradora.

Además, informó que el 24 de noviembre, a las 16:00 horas recibió una llamada del señor Aníbal Rubio Torres, secretario particular del presidente municipal, "diciéndome que a las 19:00 horas me esperaba para una reunión el presidente municipal. Yo le contesté que si no podía ser en otro lado. Me contestó que no, pero que sí podía llevar a quienes yo quisiera, siendo a las 19:00 horas que me apersoné a la casa del presidente municipal, recibiéndome el secretario. Me dirigió a mí y a mis acompañantes hasta la planta alta. Ahí estaban el presidente municipal, el tesorero, el secretario y el director jurídico del Ayuntamiento, y aclaro que yo iba acompañada de mi secretario particular, y uno de mis abogados, Alan Rubio Jiménez, y después de saludar platicamos el presidente y yo. En esa reunión le dije que el jurídico, el señor Jonathan Gutiérrez Palomares, estaba invadiendo mis facultades. El presidente municipal me dijo que yo mentía, que tal estaba mal asesorada, que si tenía que cambiar las leyes las iba a cambiar, pero que si no entendíamos en la mesa, íbamos a dirimir en los tribunales, luego me dijo que no me quería ver los medios de comunicación"

“Me siguen vehículos. He sido intimidada”, dijo la síndica procuradora en su denuncia /querella.

Ante la actitud del alcalde, pide protección policial del Estado, no del municipio.