Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mazatlán

Acuicultores exigen parar el robo de camarón

Representantes legales de las granjas acuícolas acuden a sesión de cabildo

Avatar del

Por: Yolanda Tenorio

Los pescadores durante la sesión de cabildo. Foto: EL DEBATE

Los pescadores durante la sesión de cabildo. Foto: EL DEBATE

San Ignacio.- Representantes legales de empresas camaronícolas hicieron acto de presencia en la sesión de cabildo celebrada   ayer, con la finalidad de ser escuchados por las autoridades y se les apoye para terminar con el robo del producto, problema que han vivido por décadas.

José Régulo Loaiza Carrasco, representante de la Sociedad Cooperativa de Producción Pesquera Barras de Piaxtla, dijo que les cuesta mucho dinero, mucho sacrificio, tratar de mantener esta actividad de la cual sobreviven, pero que lo hacen inútilmente ya que les dejan muy poca producción, y se sienten totalmente indefensos ante el delito del changuerismo.

Mencionó que aunque tienen vigilantes, no pueden actuar contra los ladrones, por lo que quieren que las autoridades tomen su responsabilidad y los apoyen, ya que de lo contrario van a tener que dejar la actividad porque no pueden seguir invirtiendo tanto dinero y ven sus esperanzas inútiles.

Descontrol

Agregó que en el municipio de San Ignacio son 10 agrupaciones acuícolas las afectadas, y otras que tienen permisos que son acuícolas tradicionales, que cuentan hasta 50 años de operar, todas, apuntó, en mayor o menor medida, son objeto de robo.

Resaltó que en Dimas se carece del soporte fundamental, que es la autoridad, pues son más afectados que Mármol, El Pozole y Lomas del Mar.

Existe mucho desastre y desorden. Es necesario someterlos con la autoridad para que tengan ese cuidado y ese respeto, de lo contrario, quienes nos dedicamos en Dimas en esta actividad vamos a sufrir serias pérdidas”, añadió.

El problema, expresó, es que cuando el camarón tiene un mes, la gente comienza a sacarlo indebidamente y lo venden. 

“Y nosotros tenemos que esperar a que tengan unos 10 gramos y un tamaño comercial. Para entonces, calculamos que podemos perder más del 50 por ciento de la producción. Aun con el cuidado que se tiene, empiezan a sacar el camarón muy pequeño. Quiere decir que si te roban 100 kilos, eso se refleja en que estamos perdiendo una tonelada, porque esperamos a que este llegue a su tamaño para comercializarlo”, aseveró.

Insistió en que están siendo afectados fuertemente y es urgente llamar la atención, poner un precedente con las autoridades correspondientes para seguir luchando por este sector tan importante, porque de ahí viven y generan empleos.

Piden apoyo

Estamos pidiendo el apoyo, porque en realidad tenemos miedo, someter a los ladrones, que sean las autoridades quienes tomen el mando y evitar tener problemas personales, dijo Loaiza Carrasco.

Fernando Osuna Palacios, quien representa a la empresa inmobiliaria Osiba, SA de CV, expresó este mismo problema, e indicó que aunque cuentan con sus propios sistemas de seguridad, la delincuencia los está rebasando.

Por este motivo están solicitando el apoyo, además de trabajar en conjunto para que esta siga siendo una actividad rentable para seguir sosteniendo a las familias.

Sabemos que tenemos un potencial de producción de camarón muy grande. Siento que si esto lo atendiéramos mejor, tendríamos mejores expectativas de crecimiento que la agricultura y ganadería, podría ser una fuente de trabajo y de divisas mucho mayor. Muchos inversionistas se decepcionan porque no quieren invertir para que les roben”, finalizó. 

En esta nota: