Con miedo a una explosión viven mazatlecos sobre ductos

Las viviendas han sido construidas a escasos metros de los ductos que transportan productos inflamables de la paraestatal Pemex

Por  Isidro Amezcua

Algunos colonos han aprendido a vivir con el miedo constante. Incluso han visto cómo se ha intentado ordeñar las tuberías.(Víctor Hugo Olivas)

Algunos colonos han aprendido a vivir con el miedo constante. Incluso han visto cómo se ha intentado ordeñar las tuberías. | Víctor Hugo Olivas

Mazatlán, Sinaloa.- El derecho de vía de los ductos de Pemex se sigue invadiendo en Mazatlán y en algunos casos, un fuerte olor a combustible les quita el sueño.

En un recorrido a lo largo de la línea de Petróleos Mexicanos que distribuye los productos que entran por vía marítima a Mazatlán, EL DEBATE constató la presencia de asentamientos irregulares que se encuentran cercanos a los ductos, lo que representa un peligro para precaristas y colonos. 

A la entrada de la colonia Casa Redonda se puede observar una invasión donde los precaristas se han instalado a solo metros de los señalamientos que la paraestatal coloca con el objetivo de advertir que en los ductos  se transportan productos inflamables.

De la tierra emana un fuerte olor a gasolina. Foto: Víctor Hugo Olivas

A pesar de esto, los habitantes instalaron postes de luz a escasos centímetros de los señalamientos. Esto lo vuelve un gran riesgo ya que se puede perforar, en el peor de los casos, ocasionar una explosión. 

Los invasores explican que a pesar de estar conscientes del peligro, la necesidad de obtener un pedazo de tierra los ha obligado a apropiarse de los terrenos. 

A unos metros de una toma donde se especifica que por esa tubería circula gasolina se encuentra un área donde la tierra  ha sido removida y también presenta signos de humedad.

De ella emana un olor muy fuerte a gasolina. Este espacio se encuentra a escasos metros de viviendas donde radican menores de edad. 

Fuerte olor

Vecinos mencionaron que el fuerte olor ya tiene días, sin embargo, el único acercamiento que se ha tenido es con las autoridades de Ecología y Bienestar Social, las cuales aseguraron que no podían apoyarlos y solo se les recomendó no quemar basura. 

Siguiendo con el recorrido, se llegó a la colonia Pino Suárez, donde una vecina explicó que su mayor temor es que se suscite una explosión, ya que se ha presentado fugas de gasolina, presuntamente por intento de ordeña.

 A solo centímetros de los ductos hay casas. Foto: Víctor Hugo Olivas

Su preocupación aumenta cuando vecinos de la colonia queman basura. Agregó que las llamas llegan a crecer tanto, que se ven en la necesidad de apagar el fuego por sus medios, ya que los bomberos tardan en llegar, y su miedo crece al recordar la fuga de gasolina. 

Zuleyka, vecina de la colonia Casa Redonda, comentó que el Ayuntamiento les ha permitido construir en ese lugar a pesar de que todo el asentamiento se encuentra sobre los ductos.