Directivos de estancias infantiles protestan

Irrumpen en una reunión de legisladores para exigir fluidez en la entrega de recursos

Por  José Juan Bravo

Los directivos de estancias infantiles durante la reunión.(Foto: Víctor Hugo Olivas/EL DEBATE)

Los directivos de estancias infantiles durante la reunión. | Foto: Víctor Hugo Olivas/EL DEBATE

Mazatlán, Sinaloa.- Padres de familia y responsables de estancias del puerto irrumpieron en una conferencia de prensa  encabezada por el Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso, celebrada en un restaurante de Olas Altas,  para pedir respeto y apoyo en la distribución de recursos para que puedan continuar con sus actividades en el cuidado de los niños.

En el lugar, Graciela Domínguez, presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, dijo que el de las estancias infantiles es un tema que se está atendiendo  nacionalmente, en el cual el presidente de la república ha dado avances de manera integral.

Destacó que la política del nuevo gobierno federal está enfocada en combatir la corrupción, pero sin descuidar las prestaciones sociales, como este programa de estancias infantiles, antes afiliadas a Sedesol y que ahora se reestructurará de la mano de Bienestar Social.

Los cambios

El cambio más importante es que el dinero ya no llegará a las estancias infantiles, sino a los padres, quienes así decidirán a cuál de todas llevar a sus hijos, congratulándoles con la reinserción en caso de que consideren que se realiza un buen trabajo.

A mitad de la conferencia, Paulina Contreras, responsable de la estancia infantil Reino Kids, en representación de las estancias infantiles de Sinaloa, tomó la palabra para manifestar que su grupo no tenía problema con que los recursos fueran para los padres, pero que se diseñara un mecanismo donde se comprobara que el dinero sería utilizado para el cuidado de los pequeños.

Advirtió que muchos de los padres que son beneficiarios de sus estancias infantiles son personas de escasos recursos y que al recibir el apoyo económico sin supervisión, muy posiblemente preferirían gastarlo en otras cosas, como el pago de la renta, dejando sin cubrir la cuota de estancias infantiles y exponiendo a sus hijos a diversos peligros al dejarlos solos en casa.

Respecto a los señalamientos que han tenido nacionalmente sobre corrupción, invitó a las autoridades a ver los lineamientos de seguridad y atención con los que se rigen sus instituciones de cuidado, así como la preparación que tienen los maestros y las capacitaciones que han tenido por parte de Protección Civil y del DIF.

Para las estancias infantiles, el principal problema es que la nueva afiliación a Bienestar Social será tardada, siendo que ya van más de 45 días y no les han llegado recursos, orillándolos a tener que mantenerlas activas con su propio dinero.

Afirmó que en Sinaloa ya han cerrado 10 estancias por falta de apoyos y que para ellos sería muy difícil tener que esperar que todavía se les realice a los padres un estudio económico para después de varios meses poder recibir el dinero. 

El miedo es que para cuando el proceso por fin concluya, ya hayan cerrado varias de sus guarderías.

Las acusaciones

Para las acusaciones que muchas personas les han hecho sobre llamarlas “corruptas” o “ladronas”, una perspectiva que podría interpretarse como violencia de género pues en su gremio el 98 por ciento de los trabajadores son mujeres, la joven pidió recordar que su modelo de atención y cuidados fue reconocido en 2012 por la ONU en excelencia en atención y cuidado infantil.