Don Eligio genera fuentes de empleo con cosecha de jícamas

 El productor de la zona de La Reforma señala que cultivar la tierra le ha traído grandes satisfacciones

Por  Pedro Quintero

Los jornaleros levantan la producción de jícama en campos de La Reforma.(Foto: Pedro Quintero/EL DEBATE)

Los jornaleros levantan la producción de jícama en campos de La Reforma. | Foto: Pedro Quintero/EL DEBATE

El Rosario. Don Eligio genera fuentes de empleo con cosecha de jícamas. La tierra es de quien la trabaja, eso lo comprendió muy bien desde joven Eligio Carvajal, vecino de la comunidad de La Reforma. Y aprovechando las enseñanzas de su padre y la fertilidad de la margen izquierda del río Baluarte, se ha convertido en una de los mayores productores de jícama de este municipio.

Don Eligio tiene 60 años y la mayor parte de su vida la ha pasado en las huertas de esta leguminosa. El tiempo se le va más rápido trabajando, entre vaciladas y risas con sus trabajadores, quienes recogen las grandes jícamas que ha sacado el tractor de entre los surcos.

El producto se transporta después en canastas si se va a cargar un camión.

Eligio se dice feliz ya que este trabajo le ha permitido mantener a su familia. Se encuentra cerca de sus seres queridos, pues su hijo siempre está ayudándole; además de que muchas personas se emplean con él, en el proceso de producción, y sobre todo, en los cortes, que es cuando más se necesita personal, lo que le ha permitido forjar también bonitas amistades. 

Año difícil

Señaló que aproximadamente son 45 hectáreas las que siembra de este delicioso y solicitado producto, que esta  temporada estuvo difícil sacar adelante, ya que en un principio se perdió toda la producción, esto debido a la creciente del río Baluarte, ocasionada por las fuertes lluvias que cayeron debido al huracán Willa. 

Platica que todas las parcelas se llenaron de lodo y se tuvo que sembrar nuevamente, lo que retardó el tiempo de cosecha un aproximado de 20 días y ocasionó también pérdidas económicas considerables.

Dijo que desde entonces se ha hablado de apoyos económicos al productor por parte del gobierno, pero hasta la fecha no se les ha otorgado nada. 

La siembra

Don Eligio comenta que una vez preparada la tierra, se procede a sembrar  en el surco la semilla. La planta, explica, empezará a nacer a partir de los ocho días, pero los cortes de jícama serán hasta los cuatro meses o 120 días, que es cuando se sazona. 

Señaló que la jícama es muy resistente estando en su planta y puede durar muchos días enterrada en el suelo, lo que es beneficioso ya que si no hay comprador, no hay prisa y se  puede esperar, pues en ocasiones hasta abril se dan los últimos cortes. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo