Responsabilizan a Higuera por indemnización millonaria

El alcalde Luis Guillermo Benítez Torres asegura que le están requiriendo  140 mdp por una demanda generada por permiso irregular, y van proceder legalmente para que paguen exautoridades 

Por  Blanca Regalado

Luis Guillermo Benítez Torres, alcalde de Mazatlán.(Víctor Hugo Olivas)

Luis Guillermo Benítez Torres, alcalde de Mazatlán. | Víctor Hugo Olivas

Mazatlán, Sinaloa.- El presidente municipal de Mazatlán, Guillermo Benítez Torres, recibió un requerimiento legal de 141 millones de pesos por una demanda interpuesta por la empresa Nafta Lubricantes tras la clausura de la construcción de una gasolinera en la colonia Palos Prietos. Responsabiliza al ex presidente del puerto Alejandro Higuera por otorgar permisos irregulares.

Este hecho ocurrió en pasadas administraciones municipales y en él están involucrados expresidentes municipales, exfuncionarios y despachos de abogados. 

La resolución condenatoria del órgano judicial afecta directamente a la actual administración, por lo que se ha iniciado un trabajo jurídico para que los responsables sean los que paguen la cantidad que dicta la sentencia.

Hace responsable al exalcalde Alejandro Higuera Osuna por otorgar permisos irregulares y a exmandatarios que le siguieron por omisión del proceso, e incluso a los abogados  que recibieron pagos millonarios sin defender al Ayuntamiento.

Alejandro Higuera, exalcalde de Mazatlán. Foto: Víctor Hugo Olivas

Ventiló incluso, que pese a que ya se había perdido el caso, al exalcalde Joel Bouciéguez, unas horas antes de dejar el cargo,  autorizó el pago de un cheque de más de 5 millones de pesos a los abogados. 
Durante la rueda de prensa semanal que ha denominado de “De Cara al Pueblo”, el mandatario municipal alzó la voz  para exigir al  Poder Judicial sensibilidad social. 

Añadió que de cubrir la comuna, los 141 millones de pesos tendría que dejar sin sueldo a los trabajadores y afectar programas sociales de los ciudadanos. 

Parque Central

Como un triunfo de la ciudad sobre el interés empresarial de quedarse con algo que no le pertenece calificó el alcalde a las modificaciones logradas a través de un adéndum al contrato de concesión para un nuevo Acuario, dentro del proyecto del Parque Central de Mazatlán.

El documento, firmado el 28 de noviembre pasado, con la participación de todas las partes involucradas en el proyecto, impide que el desarrollador del nuevo Acuario tenga total control de la administración y de los ingresos de ese nuevo atractivo turístico, y el cierre de la actual paramunicipal. 

El  contrato de concesión también contempla la eliminación de pasivos laborales, de los que se encargará el desarrollador. Además, el municipio se reserva el derecho de que, en caso de que el concesionario abandone la obra, la pueda otorgar a quien la ciudad considere. 

No desaparece

Benítez Torres reiteró que el actual Acuario no se extinguirá, como lo contemplaba en un principio el contrato firmado por la anterior administración.

Las modificaciones logradas con el adéndum establecen que la paramunicipal se modificará, pero continuará administrando el inmueble y generará ingresos por la permanencia del show de lobos marinos. 

Luis Guillermo Benítez Torres. Foto: Víctor Hugo Olivas

Añadió que aunque el convenio firmado inicialmente por la administración anterior, el 30 de octubre de este año, daba un plazo de solo 20 días para la firma del contrato de concesión con el desarrollador, y si no se lograba tendría que pagar la comuna 5  millones de pesos, se firmó, y sobre todo, se hicieron modificaciones que favorecen a los ciudadanos.

Refirió que la obligación de la autoridad municipal es velar por los intereses de la ciudadanía.