"El fuego nos dejó sin nada, casi acaba con nuestras vidas"

La casa se incendió el pasado miércoles 31 de octubre, al parecer fue un cortocircuito. Hoy piden ayuda a la ciudadanía pues carecen de todo, el siniestro se llevó todo

Por  Blanca Regalado

Familia lo pierde todo en un incendio y urge apoyos(Sergio Pérez)

Familia lo pierde todo en un incendio y urge apoyos | Sergio Pérez

Mazatlán, Sinaloa.- El fuego “nos dejó sin nada”, casi acaba “con nuestra vida”, resaltó Arcelia Garibay, sentada a la entrada de su vivienda que el miércoles se incendió.

Foto: Sergio Pérez

El olor que dejó el siniestro se percibe entre los andadores de la colonia Adolfo López Mateos. Arcelia en cuatro días va a cumplir 63 años.

Los habitantes de la casa son su esposo (de oficio bolero), con una hija y dos nietas, que se quedaron prácticamente “con una mano atrás y otra adelante”, se perdió todo, dice la señora con la voz entrecortada.

La señora Arcelia. Foto: Sergio Pérez

Ni pantaletas tengo, la lavo y la seco, abundó.

Da gracias a Dios porque tienen vida, y relata que unos minutos antes de las 5:00 horas se levantó al baño, pues por su problema de salud le provoca ir con frecuencia a orinar.

Recuerda que desconectó el abanico, se volvió a recostar y de pronto escuchó un fuerte ruido, pero era más su sueño que no le dio importancia.

El incendio arrasó con las pertenencias de la vivienda. Foto: Sergio Pérez

Pero luego escucho a su hija toser fuerte y desesperada, pues se estaba intoxicando. Se levantó y empezó a gritar “mamá, se prendió la cocina”, justo en ese momento le dio el olor del fuego y salieron de la vivienda.

Foto: Sergio Pérez

En cuestión de minutos se perdió todo lo que había al interior de la casa, aseveró la afectada.
Al exterior se ven los resortes de los colchones, muebles y ropa  quemada.

Ayuda

Doña Arcelia aún se recupera del susto. Fue valorada por el médico y requieren de la solidaridad de la población. Carece de todo. Su casa se ubica en Sector 0 Número 5, en la colonia López Mateos.

Al lugar acudió el director del DIF, Roberto Rodríguez, quien prometió apoyar a esta familia.
Su hija Patricia y su esposo Pedro han empezado a retirar todo lo quemado para limpiar la vivienda y rehacer su vida.