Obispo enciende la primera vela de Adviento

La ceremonia marca el inicio del año litúrgico cristiano y preparación para la Navidad. El prelado convoca a vivir esta fiesta en familia, libre de excesos

Por  Blanca Regalado

El obispo al momento de encender la vela de adviento.(Víctor Hugo Olivas)

El obispo al momento de encender la vela de adviento. | Víctor Hugo Olivas

Mazatlán, Sinaloa.- Al encender la primera vela de la corona de Adviento, que marca el inicio  de la Navidad, el obispo de la Diócesis de Mazatlán,  Mario Espinosa Contreras, invitó a los cientos de asistentes a la misa dominical, a vivir estas fiestas en familia y conocer su verdadero significado.

Pero también evitar los excesos en la comida, la bebida y dejar de lado los desórdenes y el pecado.

Celebración

La corona de Adviento es una tradición cristiana que simboliza el transcurso de las cuatro semanas anteriores a la Navidad.

Asistentes a la celebración de la eucaristía. Foto: Víctor Hugo Olivas

Consiste en una corona de ramas con cuatro velas, tres moradas y una rosa. En ese orden se encienden durante cada domingo hasta Navidad, y casi siempre incluye una vela blanca, llamada de Cristo, que se enciende en Navidad.

En toda las iglesias se sigue la tradición de poner la corona de Adviento y encender una vela cada domingo.

Esto se puede hacer también en los hogares y explicar a los hijos el significado, recomendó el obispo de Mazatlán.

Caridad

Espinosa Contreras llamó a los ciudadanos a tener manifestaciones de caridad hacia las personas más desprotegidas de su comunidad.

Los fieles durante la misa. Foto: Víctor Hugo Olivas

En todas las colonias existen ancianos, enfermos y personas con alguna discapacidad que viven en la miseria y abandono, que requieren la ayuda. 

Asimismo, pide que estas semanas previas al nacimiento de Cristo, que se preparen para vivir plenamente la celebración.