Asediadas en su propia ciudad: la alerta fallida

Sinaloa tiene cuenta pendiente en cuanto a seguridad con su población, pero particularmente con las mujeres, quienes ante falta de resultados proponen  grupos de autoprotección 

Por  Cecilia Barrón

Las sinaloenses se sienten inseguras dentro y fuera de sus hogares.(Víctor Hugo Olivas)

Las sinaloenses se sienten inseguras dentro y fuera de sus hogares. | Víctor Hugo Olivas

Sinaloa tiene cuenta pendiente en seguridad con su población, particularmente en el caso de las mujeres, que se sienten vulnerables en sus hogares y en el tránsito de la ciudad, donde, confiesan, son asediadas. 

“Desprotegida, perseguida. En varias ocasiones he volteado hacia atrás, porque presiento que alguien me sigue”, “Ya no podemos estar seguras ni en nuestras propias casas”, “El gobierno parece no interesarse en lo que nos pase, por eso debemos aprender a cuidarnos entre nosotras, hacer grupos de WhatsApp entre conocidas”, fueron las respuestas  que EL DEBATE recogió de mazatlecas en sus zonas habituales de tránsito por el puerto. 

Tras el repunte en feminicidios en el estado, en los cinco municipios con alerta de género decretada desde el año pasado, se dicen indignadas por asesinatos como el de Ana Patricia, de 27 años, a quien los golpes propinados presuntamente por su pareja, la dejaron sin la posibilidad de volver a ver a los suyos aquella noche del jueves 22 de noviembre en la colonia Olímpica. 

El repudio en las redes

El caso de Ana Patricia ha consternado de tal manera que los cuestionamientos han inundado las redes sociales. Entre los comentarios se ha publicado la fotografía del esposo de Paty y la incitación a un linchamiento, mientras que otros más exigen que el feminicidio en Sinaloa sea llevado a su pena máxima. 

Crece la barbarie

Ana Patricia; Aída, profesora de Cobaes, agresiones sexuales a niños en Escuinapa  y Guasave, son ejemplos de la extrema crueldad, la brutalidad con la que están asesinando a mujeres y a niños en Sinaloa, apuntó la presidenta del Colectivo de Mujeres Activas de Sinaloa, Teresa Guerra Ochoa. 

Al recordar los nombres de las víctimas más recientes, dijo que detrás existen casos que ni siquiera llegan a ser denunciados, mientras que en los que sí, no hay avances en investigación. 

Guerra Ochoa señaló que al llegar a la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de  la Mujer,  este 25 de noviembre, el clima es de retroceso, sin nada qué reconocer a las autoridades, con una exigencia de justicia. 

Castigar la omisión

Para el grupo parlamentario de Morena en el Congreso Federal, las fallas en la alerta de género en Sinaloa no pueden ocultarse. 

La vicecoordinadora temática de la agenda de temas prioritarios, la legisladora sinaloense Merary Villegas Sánchez, reveló que se alista una propuesta de ley para castigar a gobiernos por falta de cumplimiento a lo estipulado en el decreto de la alerta de género. 

Se trata de hacer que los funcionarios rindan cuentas y que sean conscientes  que el feminicidio no debe pasarse por alto, enfatizó.  

En cuanto al Estado, calificó como ausente el papel de la titular de Ismujer, Araceli Tirado Gálvez, frente al problema. 

Invitó a la sociedad a mostrarse empática y confiar en que a través de gobiernos locales como el de Luis Guillermo Benítez  Torres podrá haber resultados.