El mercado Juan Carrasco, en el deterioro

El administrador Arturo Correa y los locatarios concuerdan que es necesario una remodelación 

Por  Isidro Amezcua

Juan Carlos Lizárraga, tesorero del mercado Juan Carrasco, mencionó que la administración pasada dejó inconclusas obras.(EL DEBATE)

Juan Carlos Lizárraga, tesorero del mercado Juan Carrasco, mencionó que la administración pasada dejó inconclusas obras. | EL DEBATE

Mazatlán, Sinaloa.- Los comerciantes del mercado Juan Carrasco se sienten abandonados por las autoridades al observar el estado del inmueble. 

Arturo Correa, administrador de ese centro de abastos, consideró que las condiciones del edifico son precarias y la dirección de Servicios Públicos Municipales debe atender el problema. 

En un recorrido hecho por EL DEBATE se pudieron observar puestos destruidos por el paso del tiempo, además de la presencia de humedad en los techos que da un mal aspecto. A esto se le suma el notable deterioro del piso, que tiene partes donde no existen mosaicos o están destruidos. 

Locales abandonado y dañados uno de los problemas. Foto: EL DEBATE

Se mantienen positivos

El administrador agregó que apenas va entrando el nuevo gobierno municipal pero se están organizando juntas frecuentemente para poder marcar lineamientos de cómo atender a los locatarios y a los clientes. 

Comentó: “Estamos trabajando. Que nos den una oportunidad para que en dos o tres meses se vean los cambios”. Aunque el tema está por analizarse dentro de dos a tres semanas para crear un presupuesto para las mejoras del mercado Juan Carrasco.  

Un problema muy tratado fue las trasminación de agua al mercado por la falta de impermeabilizante. Foto: EL DEBATE

Antecedentes

En mayo del 2018, el gobernador del estado, Quirino Ordaz Coppel,  anunció un presupuesto de 100 millones de pesos para la remodelación de mercados a lo largo del estado.

Por ejemplo, el mercado Independencia contó con una inversión de más de 18 millones de pesos. Otro caso es el mercado Miguel Hidalgo de Escuinapa, al cual se le asignó una bolsa presupuestal de 7.5 millones de pesos, y una cantidad similar al mercado de Rosario, del mismo nombre.

En Mazatlán, el Pino Suárez tiene un plan de obras por 9.5 millones de pesos.