Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Sinaloa

La Palma, sindicatura más devastada en Navolato

A cuatro días de la inundación, los afectados piden a las autoridades apoyo con maquinaria para labores de limpieza

Por: Francisco Castro

Familias de La Platanera realizan labores de limpieza, pero requieren unidades de carga para retirar los desechos. Foto: EL DEBATE

Familias de La Platanera realizan labores de limpieza, pero requieren unidades de carga para retirar los desechos. Foto: EL DEBATE

Culiacán, Sin.- Todos sus bienes perdieron alrededor de 300 familias de las comunidades La Platanera, 5 de Mayo y Guamuchilito, en Navolato. El agua de las torrenciales lluvias el pasado jueves por la mañana alcanzó sus hogares de manera súbita e inundó todo a su paso, dejándolos sin muebles, sin ropa y sin documentos, incluso sin alimentos.

El síndico de La Palma, Carlos Enrique López Rochín, confirmó que esta sindicatura fue la más afectada por las inundaciones en todo Navolato, municipio en el que, de acuerdo con el titular de Protección Civil, Marco Juárez, hay al menos 41 colonias y comunidades afectadas en sindicaturas como Villa Juárez, Villa Ángel Flores (La Palma), Juan Aldama (El Tigre), Bachimeto y en la cabecera municipal. Estiman alrededor de 2 mil 400 familias con daños patrimoniales.

A esta sindicatura, La Palma, el sábado llegaron integrantes del grupo de auxilio Topos Azteca, quienes colaborarán en la evaluación de riesgos y coordinarán la ayuda.
Carlos Enrique López aseguró que el saldo en su demarcación es de alrededor de mil 800 familias afectadas, algunas con pérdidas totales; y otras de manera parcial.

Entre las comunidades más castigadas mencionó a La Platanera, en donde entre 75 y 80 familias lo perdieron todo; además de la 5 de Mayo, en donde calcula daños en alrededor de cien hogares, cifra muy similar en Guamuchilito. En estas poblaciones el agua sobrepasó el metro y medio de altura; y en algunos casos llegó a los dos metros.

Muebles dañados al interior de las viviendas en La Platanera. Foto: EL DEBATE / Guillermo Vega

Pero también reportan pérdidas materiales en la cabecera de la sindicatura y en las comunidades de San Blas, Santa Fe, Lo de Verdugo, Lo de Sauceda, Campo Berlín, El 17, El Paraíso, Caimancito, Poblado y Los Pochotes. El desbordamiento del dren Cedros alcanzó a todas estas comunidades, aseguró el síndico.

La Platanera, imagen de la devastación
La señora Lorenza Camacho narró cómo es que ese día 20 de septiembre, entre 08:00 y 09:00 horas, empezó a subir el agua de manera rápida. Cuenta que no les dio oportunidad de sacar nada, solo de pensar en salvar sus vidas y las de dos niñas que viven con ella: una bebé de dos meses y otra de dos años de edad.

El día de la inundación, los seis adultos que habitan la vivienda de doña Lorenza y el señor Mario Ortiz salieron caminando con el agua hasta el pecho con las dos niñas en brazos rumbo a la carretera, donde subieron al puente que cruza la autopista Benito Juárez para ponerse a salvo de la creciente.

Vecinos de La Platanera se organizan y acarrean agua para los afectados. Foto: EL DEBATE / Guillermo Vega

Ya por la noche del jueves, algunos afectados se refugiaron con familiares en comunidades cercanas, pero otros pasaron la noche a la intemperie. Incluso, a cuatro días de la inundación, muy pocos pueden dormir en sus casas, pues la mayoría de las viviendas se encuentran inhabitables debido a que las aguas que desbordaron el dren cercano arrastraron desechos de animales muertos que infectaron todo el ejido.

La mayoría de las viviendas aún están llenas de lodo, con las paredes sucias y las calles llenas de basura. Entre las pérdidas hay decenas de colchones, cajoneras, salas, refrigeradores, bultos de ropa, documentos, restos de alimentos y semillas que empiezan a descomponerse, todo apilado en los patios y a orillas de las calles. Los afectados piden a la autoridad el envío de maquinaria y camiones de carga para retirar todos los desechos, antes de que el problema se agrave.

Animales muertos podrían convertirse en foco de infección. Foto: EL DEBATE / Guillermo Vega

En los alrededores de La Platanera hay animales putrefactos que son ya un foco de infección, por lo que piden la intervención de autoridades de Salud y brigadas que colaboren en los trabajos de limpieza y saneamiento, pues temen que a la pérdida de su patrimonio se sume un posible brote de enfermedades, como infecciones de la piel, de los ojos o gastrointestinales.

Entrevistada en su casa mientras intentaba sacar el lodo y lavar el piso y las paredes, la señora Lorenza Camacho afirmó que en la comunidad hay entre 75 y 80 familias, y todas resultaron afectadas.

En algunas viviendas el agua subió desde metro y medio hasta más de dos metros.

"La comida no ha faltado, incluso algunos traen fruta para los niños, pero también se requiere el apoyo del gobierno, que no nos dejen abajo porque es enorme la necesidad que tenemos. Lo perdimos todo", narra en su desesperación doña Lorenza.

En esta nota:
  • Daños patrimoniales
  • Navolato
  • La Palma
  • Piden apoyo
  • Autoridades
  • Gobierno