Asesinan a balazos a joven en bicicleta en la Renato Vega, Culiacán

El joven asesinado viajaba en su bicicleta en la colonia Renato Vega, en Culiacán, cuando fue sorprendido por los disparos que lo dejaron agonizando en el suelo

Por  Ángel Zamudio

La gente estuvo expectante durante todo el proceso.(Foto: El Debate)

La gente estuvo expectante durante todo el proceso. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- En la colonia Renato Vega Amador, los disparos de arma de fuego se hicieron presentes cuando por la avenida Abedules sujetos desconocidos asesinaron a un hombre cuando circulaba en su bicicleta.

Fueron más de cinco detonaciones las que acabaron con la vida de quienes familiares identificaron con el nombre de Geovanni N., de 35 años de edad, vecino de la colonia Las Coloradas.

Los presuntos responsables huyeron con rumbo desconocido antes de la llegada de los policías. 

Aviso al 911

Según el reporte de los elementos de Seguridad, el aviso sobre el atentado se recibió en la base de operaciones del sistema C-4 a las 14:40 horas, donde decían que una persona estaba gravemente herida después de que recibiera varios disparos.

Los uniformados más cercanos a dicha avenida se aproximaron al lugar y observaron que entre la calles La Golondrina y La Paloma estaba un cadáver justo en medio de la calle tapado con una sábana y su bicicleta a un lado.

Los agentes de inmediato procedieron a delimitar la escena del crimen, ya que se localizaron regados sobre el pavimento varios casquillos de arma corta.

Una vez marcado el perímetro, los policías quedaron a la espera de que el personal de la Fiscalía llegara al sitio. 

Se dijo que después de la agresión, la gente se acercó al agredido, el cual siguió respirando por unos momentos, para después dar el último suspiro.

Servicio forenses

Los familiares de la víctima ya habían llegado para cuando los peritos se presentaron en el lugar de los hechos, por lo que miraban mientras los especialistas se preparaban para hacer los trabajos.

Cuando iniciaron las labores de peritaje señalaron cinco casquillo, los cuales quedaron junto al cuerpo, los cuales dieron blanco en cabeza, tórax y uno más en la mano. Al revisar las cosas del infortunado solo encontraron en su mochila una bocina.

El cadáver fue levantado y llevado al anfiteatro después de que terminaron las diligencias.

Fueron varios los vecinos quienes acompañados de niños salieron de sus casas para ver cómo el infortunado estaba tendido en el piso sin vida y cómo los expertos hacían su trabajo.