Policiaca

Ataque a balazos cerca de Tepuche, Culiacán, deja un muerto y un herido

Las víctimas viajaban a bordo de una camioneta de redílas, cuando hombres armados les dieron alcance

Por  Ángel Zamudio

Peritos retiran el cuerpo del interior de la camioneta.(Foto: El Debate)

Peritos retiran el cuerpo del interior de la camioneta. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- En las primeras horas de la mañana del domingo, dos hombres fueron atacados a balazos cuando circulaban por la carretera que conduce hacia la comunidad de Tepuche mientras se desplazaban a bordo de una camioneta Ford de modelo viejo doble rodado de color tinto que transportaba pastura.

El hombre que falleció fue identificado extraoficialmente como Jacinto N., de 36 años de edad, vecino de la localidad de Las Sábila, perteneciente al municipio de Badiraguato; mientras que el segundo no pudo ser reconocido y fue llevado gravemente a un hospital de la capital sinaloense.

Los presuntos responsables huyeron del lugar antes de que llegara el personal militar y sitiara el sector. 

Atentado

Según los datos obtenidos en el lugar del atentado, el ataque fue alrededor de las 6:10 horas, cuando los afectados viajaban por la mencionada carretera con dirección de poniente a oriente, y se dijo que presuntamente en algún momento fueron alcanzados por sujetos desconocidos que les dispararon de carro a carro.

Aproximadamente a treinta metros de la camioneta donde viajaban los agredidos quedaron regados los casquillos, que presentaron daños al ser aplastados por los carros. Foto: El Debate

Derivado de la sorpresiva agresión, el conductor perdió el control del volante y salió de la cinta asfáltica, quedando entre los arbustos y la maleza de la orilla de la carretera, donde el copiloto quedó sin vida y el conductor resultó herido.

Momentos después de lo ocurrido, un automovilista que pasaba por el lugar observó la unidad varada entre las ramas, y al llamarle su atención detuvo su marcha y se acercó para revisar. Grande fue su sorpresa al ver que dos personas estaban en el interior con visibles heridas.

El individuo revisó a los afectados y notó que uno de ellos ya estaba sin vida, y al seguir revisando observó que el chofer estaba convaleciente, por lo que optó por subirlo a su vehículo para llevarlo de pronta manera a un hospital, y de paso dio aviso de lo que había pasado al personal militar del puesto de control ubicado en la colonia Loma de Rodriguera.

Elementos del Ejército acudieron de pronta manera al lugar que se les indicó y corroboraron el hecho violento, resguardando la zona. 

Peritaje

Una vez que las Fuerzas Armadas y policías municipales hicieron su presencia en el área, se acordonó, donde visualizaron casquillos calibre 40 milímetros regados en el pavimento.

Los peritos encargados de realizar las diligencias trabajaron por más de hora y media en el perímetro, donde tomaron fotografías de todo el entorno y recopilaron evidencias que ayudaran posteriormente a la investigación.

Investigadores del Grupo Águila hicieron lo propio y también se adentraron a la escena del crimen para recabar el mayor número de datos, y después se trasladarían al nosocomio, donde quedó hospitalizado el herido.

El cadáver de la víctima fue sacado de la cabina de la unidad y fue llevado al Servicio Médico Forense, donde se haría la autopsia requerida por las leyes.